30 de noviembre de 2008

¿Té, vino, café o chocolate? ¡Y también soya!

En una nota anterior me referí a los antioxidantes, sustancias que protegen al organismo frente a la acción de los radicales libres, por lo que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades como las cardiovasculares, las degenerativas e incluso ciertos tipos de cáncer. Ahora me centraré en algunos alimentos cuyos beneficios antioxidantes han salido a la luz en los últimos años.


Sea verde o negro, el té le aporta beneficios a su salud por su contenido de antioxidantes. Ahora bien, debido a que el té verde es sometido a un procesamiento menor que el té negro, tiene un nivel más alto de antioxidantes.
El té verde contiene xantinas y polifenoles que ayudan a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol y disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular. Su consumo se recomienda demás por su posible papel en la prevención del cáncer. Por su parte el té negro, debido a su aporte de flavonoides, ayuda a relajar los vasos sanguíneos reduciendo la presión arterial.
Una taza de té aporta cerca de 200 mg de flavonoides. Se recomienda un consumo de 2 a 3 tazas de té al día para obtener los beneficios de los antioxidantes.


Vino
El consumo de vino, sea blanco o tinto, en cantidades moderadas, ofrece beneficios para su salud cardiovascular. Esto se debe al contenido de antioxidantes en las uvas, aunque el alcohol también podría ejercer este efecto. No obstante, esto no significa que si usted no bebe, debe empezar a hacerlo. Los antioxidantes se encuentran particularmente en las semillas y en la cáscara de la uva, por lo que el vino tinto tiene una mayor concentración de estas sustancias.
Probablemente se pregunte, ¿qué es una cantidad moderada de vino? Se recomienda el consumo de 5 onzas de vino en el caso de las mujeres, y el doble en el caso de los hombres.


Café
El café constituye una fuente importante de antioxidantes. El café brinda protección al corazón, las arterias y el hígado. De hecho, según un estudio realizado por investigadores del National Cancer Center de Tokyo, las personas que consumen café a diario tienen la mitad de riesgo de desarrollar cáncer de hígado, comparado con las personas que nunca toman café.
Si bien cualquier exceso puede resultar dañino, 1 o 2 tazas de café al día le permitirán disfrutar de los beneficios de los antioxidantes en esta bebida.


Chocolate
El chocolate contiene antioxidantes que previenen que el colesterol se adhiera a las arterias, por lo que disminuye el riesgo de infartos. Entre más oscuro sea el chocolate, posee mayor cantidad de antioxidantes. Esto se debe a que al añadir leche se inhibe el efecto antioxidante del cacao.


Soya
La soya contiene unas sustancias denominadas isoflavonas, que tienen propiedades antioxidantes, y se han relacionado con una reducción en los niveles de colesterol en sangre, menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y de cánceres dependientes de hormonas como el de mama.
Las isoflavonas están presentes tanto en la soya como tal así como en los productos elaborados a partir de la misma. La FDA (Food and Drug Administration, institución encargada del control de alimentos y medicamentos en Estados Unidos) recomienda un consumo de 25 gramos al día de proteína de soya para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

No hay comentarios: