7 de junio de 2009

Mujeres obesas deben vigilar su peso en el embarazo

Aumento recomendado para embarazadas obesas es de entre 5 y 9 kilos. Exceso de peso trae complicaciones de salud durante período de gestación.

Las mujeres obesas pueden aumentar solo unos pocos kilos durante el embarazo, pues, si no, tanto ellas como sus bebés podrían desarrollar serias complicaciones de salud. Esta es una de las principales recomendaciones que un equipo de especialistas plantea en las nuevas guías de embarazo, elaboradas por el Instituto de Medicina y el Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos.

Con dos tercios de la población estadounidense con sobrepeso u obesidad, las nuevas guías de embarazo prestan especial atención a las mujeres con estas características. En el documento los expertos recomiendan a las mujeres que son obesas aumentar solo entre cinco y nueve kilos durante la gestación.

Los nuevos lineamientos son claros en cuanto a que una mujer con un peso normal puede permitirse ganar más kilos durante el embarazo sin comprometer su estado de salud. El peso normal se determina mediante el índice de la masa corporal (IMC), un número que se obtiene al dividir el peso de la persona en kilogramos entre la altura en centímetros. Un IMC que se ubica en el rango de entre 18,5 y 24,9 indica que la persona tiene un peso normal.

“Las mujeres de peso normal o que tienen sobrepeso leve pueden aumentar las cantidades estándar recomendadas, dijo Kathleen Rasmussen, profesora de Nutrición de la Cornell University en Nueva York, quien presidió el comité que escribió el informe.

Las nueva guía señala que las mujeres con peso adecuado para su edad, su estatura y su contextura pueden subir entre 11 y 16 kilos durante la gestación, sin mayores problemas.
Por el contrario, las mujeres que aumentan demasiado de peso mientras están embarazadas no solo se arriesgan a mantener esos kilos de más después de tener a su bebé, sino que además tienen mayores tasas de complicaciones del embarazo, como hipertensión y diabetes gestacional.
Un aumento de peso excesivo también pone en peligro la salud de los niños que estas mujeres llevan en su vientre.

El documento destaca que los bebés nacidos de mujeres con peso superior al normal tienen mayor riesgo de nacimientos prematuros o de ser obesos.

Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: