12 de julio de 2009

La obesidad podría ser un factor de riesgo en la nueva gripe

Las personas obesas podrían correr un riesgo especial de sufrir complicaciones graves o incluso la muerte debido al nuevo virus de la gripe A/H1N1, según han alertado investigadores estadounidenses.

Estos científicos han estudiado los casos de 10 pacientes en un hospital de Michigan que estaban tan enfermos que debieron recibir ventilación asistida, y tres de ellos murieron. Nueve de los diez eran obesos, siete de ellos eran severamente obesos, incluidos dos de los tres que murieron.

El estudio, publicado como un avance del reporte semanal del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) sobre fallecimientos y contagios, también sugiere que los doctores pueden duplicar con seguridad la dosis usual de oseltamivir, comercializado por Roche como 'Tamiflu'.

"Lo que esto sugiere es que puede haber severas complicaciones asociadas con la infección del virus, especialmente en los pacientes severamente obesos", el experto en virus del CDC, médico Tim Uyeki.

"Y cinco de esos pacientes tenían (...) evidencia de coágulos de sangre en los pulmones. Anteriormente no se sabía que esto ocurriera en pacientes con infecciones severas del virus de la gripe", dijo Uyeki en una entrevista telefónica.

La doctora Lena Napolitano del Centro Médico de la Universidad de Michigan y colegas estudiaron los casos de 10 pacientes admitidos en la unidad de cuidados intensivos de la universidad con el síndrome de problemas respiratorios severo agudo provocado por la infección con el H1N1.

"De los 10 pacientes, nueve eran obesos (con un índice de masa corporal superior a 30), incluidos siete que eran extremadamente obesos (IMC superior a 40)", señalaron en su informe.

Su estudio no fue diseñado para ver si la obesidad o algún otro factor representan un riesgo especial para la gripe A, pero los investigadores quedaron sorprendidos al ver que siete de los 10 pacientes eran extremadamente obesos.

Nueve de estos pacientes presentaron fallo multiorgánico, que puede presentarse en la gripe, pero cinco tenían coágulos de sangre en los pulmones y seis presentaron fallos renales. Ninguno se ha recuperado totalmente, dijeron los investigadores.

El virus de la gripe A/H1N1 surgió en marzo, primero en México, y se extendió fuera de control en Estados Unidos antes de que fuera identificada en abril. La Organización Mundial de la Salud la declaró una pandemia en junio. Si bien suelen provocar infecciones moderadas, todos los virus de la influenza pueden ser letales y este es no es la excepción. Ha dejado cerca de 500 personas muertas en todo el mundo, más de 200 sólo en Estados Unidos.

Sin embargo, el nuevo virus tiene un patrón levemente diferente a la gripe estacional --se propaga en los meses de verano--, ataca a adultos jóvenes y niños, y podría afectar al cuerpo de manera levemente diferente.

Como con el virus H5N1 de la gripe aviar, que sólo ataca raramente a las personas, los pacientes parecen reaccionar mejor si reciben 'Tamiflu' por más tiempo que el usual tratamiento de cinco días, dijo Uyeki. "No sabemos si es necesario dar una dosis mayor de la medicina a los pacientes que son obesos", declaró.

Los comentarios del CDC que acompañan al estudio señalan que "la alta prevalencia de la obesidad en esta serie de casos es sorprendente".

"No se sabe si la obesidad es un factor de riesgo independiente para las complicaciones graves en la infección del nuevo virus de la nueva gripe A/H1N1. La obesidad no ha sido identificada previamente como un factor de riesgo para complicaciones severas de la gripe estacional", agregó.

Tomado de: www.europapress.es

No hay comentarios: