19 de julio de 2009

Probióticos ayudarían a evitar la obesidad posparto: estudio

Las mujeres embarazadas que toman suplementos probióticos a partir del primer trimestre de gestación son menos propensas a desarrollar obesidad central después de haber dado a luz, según reveló un nuevo estudio. La obesidad central fue definida como un índice de masa corporal de 30 puntos o más, o una circunferencia de cintura mayor a 80 centímetros.

Un año después del parto, el 25 por ciento de las mujeres que recibían probióticos junto con asesoramiento alimenticio tenía obesidad central, comparado con el 43 por ciento de las mujeres que sólo habían obtenido consejos de alimentación. Los resultados fueron difundidos en el Congreso Europeo sobre Obesidad llevado a cabo la semana pasada en Amsterdam, Holanda.

"Este es el primer estudio que demuestra que la dieta complementada con probióticos durante el embarazo y la lactancia influye en la adiposidad femenina durante los 12 meses del período posparto", dijo a Reuters Health Kirsi Laitinen, de la Universidad de Turku, en Finlandia. Los hallazgos provienen de un estudio con 256 mujeres embarazadas que recibieron cápsulas probióticas más asesoramiento alimentario, o píldoras placebo sin consejos.

Las cápsulas probióticas, que contenían Lactobacillus y Bifidobacterium, fueron continuadas hasta seis meses después del parto, cuando las mujeres dejaron de amamantar exclusivamente.
Los porcentajes de mujeres con obesidad central al año eran del 25, 43 y 40 por ciento en los grupos que recibieron, respectivamente, probióticos, sólo asesoramiento alimenticio y ningún consejo ni píldora activa. Los porcentajes correspondientes de grasa corporal fueron del 28, 29 y 30 por ciento, respectivamente.

Laitinen señaló que una limitación del estudio fue "la falta de mediciones iniciales de la circunferencia de cintura, que no fue posible de realizar en las mujeres embarazadas".

El consumo de probióticos "junto con una dieta balanceada ofrecería un método razonablemente económico, práctico, seguro y potencialmente exitoso para ser usado con otros factores de estilo de vida en el control de la obesidad", indicó el equipo. No obstante, se requieren más estudios para verificar estos hallazgos.

Tomado de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/

No hay comentarios: