19 de julio de 2009

Un estudio demuestra que los probióticos ayudan a reducir la aparición de eccemas atópicos en niños

Los alimentos probióticos ayudan a modular el sistema inmune y consiguen reducir el riesgo de desarrollar trastornos alérgicos en niños, como la dermatitis o eccema atópico, según se desprende de los resultados de un estudio elaborado por un grupo de científicos de la Universidad de Umea (Suecia).

Estudios previos habían hecho pensar que una reducción en la cantidad de la flora microbiana a edades tempranas podía alterar el estatus inmunitario, y que esa situación podría estar relacionada con un mayor riesgo de aparición de enfermedades alérgicas, de ahí la necesidad de equilibrar la flora intestinal a través de estos microorganismos vivos, que se adicionan a un alimento y permanecen activos en el intestino realizando importantes efectos fisiológicos.

La investigación en cuestión se llevó a cabo con el probiótico Lactobacillus F19, en desarrollo por Merck, que fue administrado a bebés tras su destete para estudiar su incidencia en la aparición del eccema y en el balance linfocitos Th1-Th2 del sistema inmunitario.

En el estudio, a doble ciego, los bebés fueron alimentados con cereales con o sin este probiótico desde los 4 a los 13 meses de edad, periodo tras el cual se observó que la incidencia del eccema atópico en los bebés era de un 11% en los bebés que tomaron probióticos y en un 22% del grupo control.

Para la especialista en Nutrición y Endocrinología, Pilar Riobó, con estos datos se demuestra "la utilidad de algunos probióticos en la prevención y tratamiento de diarreas agudas por rotavirus", ya que estas "bacterias buenas" ayudan a mantener un equilibrio bacteriano saludable, estimulan la inmunidad intestinal y evitan la aparición de organismos patógenos causantes de las alteraciones intestinales y la diarrea.



Tomado de: www.europapress.es

No hay comentarios: