30 de agosto de 2009

Hallan más evidencias de que el pescado alimenta la mente

Un nuevo estudio sugiere que los adultos mayores en países en desarrollo que comen pescado regularmente tienen menos riesgo de desarrollar demencia. Los autores hallaron que las probabilidades de que casi 15.000 adultos mayores residentes en China, India o uno de cinco países latinoamericanos tuvieran demencia disminuían a medida que crecía el consumo de pescado.

Por cada aumento del consumo (desde nunca o algunos días de la semana hasta la mayoría de los días), la prevalencia de la demencia bajó un 19 por ciento. Los resultados, publicados en American Journal of Clinical Nutrition, replican evidencias de algunos estudios previos efectuados en países desarrollados.

También sugieren que la relación pescado-demencia no refleja sólo los beneficios de una dieta de alta calidad. El estudio halló que los adultos que consumían la mayor cantidad de carne, solían tener una prevalencia más alta de demencia que los que nunca comían pescado.

Esto surge de una encuesta realizada una sola vez y no prueba una relación causa-efecto, señaló el equipo del doctor Emiliano Albanese, del King's College de Londres, en el Reino Unido. "Evidencias más significativas" derivarán de la próxima fase de la investigación, que consistirá en seguir a esos adultos mayores en el tiempo para comprobar si el consumo de pescado está asociado con el riesgo de desarrollar demencia en el futuro, escribieron los expertos.

Si el pescado protege al cerebro que envejece, el equipo opina que los beneficios podrían derivar quizás de los ácidos grasos omega 3, más abundantes en pescados grasos, como el salmón, la caballa y el atún blanco.

Estudios en laboratorio demuestran que las grasas omega 3 tienen varias propiedades que protegerían de la demencia, incluidas acciones que protegen las células nerviosas, reducen la inflamación y previenen la acumulación de proteínas amiloideas en el cerebro de pacientes con Alzheimer.

Los últimos resultados surgen de encuestas a 14.960 adultos mayores de 65 años, que vivían en China, India, Cuba, República Dominicana, México, Perú o Venezuela. La relación entre un alto consumo de pescado y una menor prevalencia de demencia se mantuvo en todos los países, salvo India.

Lo mismo ocurrió cuando el equipo consideró el ingreso, la educación y el estilo de vida de los participantes, como el tabaquismo y el consumo de frutas y verduras, lo que sugiere que las diferencias socioeconómicas no explicarían por completo los resultados.

Tomado de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/

No hay comentarios: