9 de agosto de 2009

Sustituir grasas saturadas por insaturadas en la dieta reduce los niveles de colesterol "malo" (LDL), según un estudio

Sustituir las grasas saturadas por las insaturadas en una dieta hipercalórica reduce las lipoproteínas de baja densidad o colesterol "malo" (LDL) en pacientes con hipercolesterolemia leve, según los resultados de un estudio llevado a cabo por el Departamento de Nutrición del Instituto Pasteur (Francia).

La investigación ha contando con 121 pacientes que, divididos en dos grupos, tomaron margarina, rica en grasas insaturadas, o mantequilla, como fuente de grasas saturadas. Los resultados mostraron cómo se observaban diferencias en los niveles de lipoproteínas de baja densidad de los dos grupos.

Los valores de colesterol total, el LDL, HDL (colesterol "bueno") y apolipoproteína B descendieron en los grupos que tomaban grasas instauradas frente aquellos que tomaron grasas saturadas. Los cambios en el colesterol LDL estuvieron relacionados con el aumento de la ingesta de grasas insaturadas y el nivel de ácido linolénico en plasma.

En este sentido, Raquel Bernácer, del Instituto Flora, comentó que "la importancia de la reducción del consumo de grasas saturadas y el aumento de insaturadas como una de las acciones más sencillas para la reducción de uno de los factores de riesgo cardiovascular más importante: el colesterol". Bernácer recordó además que "el colesterol LDL puede hacer aumentar la edad del corazón, por lo que es esencial su control a través de la alimentación".


Tomado de: www.europapress.es

No hay comentarios: