5 de diciembre de 2009

Adultos costarricenses engordaron cinco kilos en los últimos 13 años

El peso promedio de los adultos costarricenses aumentó cinco kilos en los últimos 13 años, según la última Encuesta Nacional de Nutrición, elaborada por el Ministerio de Salud y otras cuatro instituciones públicas. Mientras que en 1996 las mujeres con edades entre los 20 y 44 años pesaban en promedio 59 kilos, ahora pesan 64,6 kilos.

Como reflejo de ello se registra un incremento en el porcentaje de mujeres obesas con esa edad, pues pasó del 45% en 1996 al 60% este año. Mientras tanto, el peso promedio de las mujeres entre 45 y 64 años pasó de 67 kilos a 68,3 kilos y el porcentaje de obesidad se incrementó del 74% al 78%. No existen datos sobre el peso promedio anterior a 1996.

En cuanto a los hombres están incluidos en la categoría de 20 a 64 años de edad. En ese caso, el peso promedio pasó de 72,4 kilos en 1999 a 77 kilos este año. Ese dato se obtuvo de una encuesta hecha en comunidades del Área Metropolitana. La Encuesta Nacional de Hogares no registró la cantidad promedio de kilos que pesaban los varones en 1996.

Ciudades.

Los hombres del Área Metropolitana pesan más, en promedio, que quienes viven en las zonas rurales. Por ejemplo, un hombre de entre 20 y 64 años pesa en promedio 77 kilos en el centro del país y 72,3 kilos en las zonas alejadas.

En cambio, las mujeres de las zonas rurales son más pesadas. Las que tienen entre 20 y 44 años y viven en sitios alejados pesan en promedio 64,4 kilos, pero las del centro del país pesan 63,2 kilos.

Luis Tacsan, director de la Dirección de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Salud del Ministerio de Salud, opina que el incremento en el peso se debe a cambios en los hábitos alimenticios, pues se consume más comida chatarra. “Con esos kilos de más somos menos productivos, nos cansamos más rápido; además sufrimos de problemas ortopédicos, de columna, rodillas y cadera”, expuso.

También se puede sufrir un problema cardíaco.

Eduviges Sancho, de ese mismo departamento del Ministerio de Salud, agregó que ahora se consumen bebidas con más azúcar, así como comidas ricas en grasas y carbohidratos. “Sustituimos los alimentos preparados en casa, entre ellos las ensaladas”, afirmó Sancho. Aunque muchos intentan bajar de peso, el fracaso es alto pues no logran cambiar los hábitos alimenticios ni ser constantes en la práctica de algún deporte, detalló. Por ello, 8 de cada 10 personas consumen pastillas para bajar de peso sin prescripción médica.

Peso de niños con edad escolar varió muy poco

El peso promedio de los niños que tienen edad para asistir a la escuela casi no varió, según los datos de la última Encuesta Nacional de Nutrición. Por ejemplo, los niños de 5 a 12 años pesaban 28 kilos en promedio en 1996. Ahora, esa población pesa 28,6 kilos en promedio.

María Luisa Ávila, ministra de Salud, opinó que la baja variación se debe a que los niños aprovechan cualquier rato libre en los centros educativos para jugar, y de esa forma se ejercitan. Además, tienen mayor capacidad que un adulto para quemar calorías, debido a su metabolismo.

Pequeñines.

Entre tanto, los menores de cinco años pesaban 14 kilos en 1996 y ahora, 15 kilos. Luis Tacsan, director de la Dirección de Investigación de Desarrollo Tecnológico en Salud del Ministerio de Salud, considera que los hábitos alimenticios para esos pequeños ha variado. Esto se debe a que sus padres optan por comprarles comida preparada en la calle.



Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: