10 de enero de 2010

Asocian el consumo de bebidas cola con diabetes en el embarazo

Según un nuevo estudio, beber gran cantidad de gaseosas cola elevaría el riesgo de desarrollar diabetes durante el embarazo. Comparadas con las consumidoras de menos de una bebida por mes, quienes tomaban por lo menos cinco vasos de refresco en base a cola no dietética por semana tenían más riesgo de desarrollar diabetes gestacional, aún tras considerar el índice de masa corporal (IMC), la actividad física y otros factores de riesgo de diabetes.

Las bebidas dulces son la principal fuente de azúcar agregada en la dieta en Estados Unidos y varios estudios habían asociado su alto consumo con un mayor riesgo de diabetes tipo 2 en las mujeres, explicó en la revista Diabetes Care el equipo de Liwei Chen, del Centro de Ciencias de la Salud de la Louisiana State University, en Nueva Orleans.

No obstante, se desconoce si el consumo de bebidas dulces antes del embarazo aumentaría el riesgo de diabetes gestacional.

Para investigarlo, el equipo analizó datos de Nurses Health Study II, que incluyó a 13.475 mujeres que habían tenido por lo menos un embarazo entre 1992 y el 2001. Durante ese período, 860 mujeres habían tenido diabetes gestacional diagnosticada por primera vez.

Las consumidoras de cinco o más bebidas dulces de cualquier tipo por semana eran un 23 por ciento más propensas a desarrollar diabetes gestacional que las que consumían menos de un vaso por mes.

La relación se mantuvo tras considerar otros factores de riesgo de la diabetes gestacional, como el IMC y los antecedentes familiares de diabetes.

Pero, para una dieta occidental, rica en carnes rojas y procesadas, dulces, golosinas y otros alimentos poco saludables, sí explican una parte de la relación entre la diabetes y el consumo de bebidas dulces.

El equipo analizó por separado las bebidas cola porque, en ensayos con animales, el colorante caramelo mostró una relación con la resistencia a la insulina y la inflamación.

Los autores hallaron un 22 por ciento más riesgo de diabetes gestacional en las bebedoras de cinco o más bebidas cola no dietéticas por semana que en las que bebían menos de una porción mensual. No hubo relación entre el consumo de bebidas dietéticas y el riesgo de diabetes.

Las exigencias del embarazo al metabolismo femenino "desenmascararía" una tendencia a desarrollar diabetes y otras condiciones. Consumir bebidas cola favorecería esa tendencia al agregar azúcar a la dieta, lo que lesionaría las células beta pancreáticas productoras de insulina.

Dado que las bebidas cola dietéticas no elevaron el riesgo de diabetes gestacional, el colorante caramelo no sería muy relevante en la relación entre la enfermedad y las bebidas no dietéticas. Los resultados "son especialmente importantes" porque mucha gente consume bebidas cola. Según el equipo, se necesitan más estudios sobre el consumo de las gaseosas, la diabetes gestacional y otras complicaciones del embarazo.

No hay comentarios: