18 de abril de 2010

Una dieta alta en vitamina B reduce el riesgo cardiovascular

El consumo de más alimentos que contienen folatos de vitamina B y B-6 reduce el riesgo de mortalidad por ictus y enfermedad cardiaca en las mujeres y podría reducir el riesgo de fallo cardiaco en los hombres, según un estudio de la Universidad de Osaka en Japón que se publica en la revista 'Stroke: Journal of the American Heart Association'.

Según explica Hiroyasu Iso, director del estudio, los japoneses necesitan un mayor consumo dietético de folatos y vitamina B-6, lo que podría conducir a la prevención de la enfermedad cardiaca.

Los descubrimientos sobre el valor de las vitaminas del grupo B son consistentes con estudios en Europa y Norteamérica, aunque el consumo dietético de vitamina B-6 suele ser generalmente más bajo en Japón que en los Estados Unidos.

Los investigadores analizaron datos de 23.119 hombres y 35.611 mujeres de entre 40 y 79 años que completaron cuestionarios de frecuencia alimentaria como parte de un amplio estudio japonés. Durante una media de 14 años de seguimiento murieron 986 personas de ictus, 424 de enfermedad cardiaca y 2.087 a causa de enfermedades asociadas al sistema cardiovascular.

Los investigadores dividieron a los participantes en cinco grupos basados en su consumo de folatos, vitamina B-6 y vitamina B-12. En comparación con aquellos con las dietas más bajas y más altas de cada nutriente, descubrieron que el mayor consumo de folatos y vitamina B-6 se asociaba con menores muertes por fallo cardiaco en hombres y por ictus, enfermedad cardiaca y cardiovascular en mujeres. El consumo de vitamina B-12 no se asoció con un menor riesgo de mortalidad.

Los efectos protectores del folato y la vitamina B-6 no cambiaron cuando los investigadores tuvieron en cuenta la presencia de otros factores de riesgo cardiovasculares, ni cuando eliminaron a quienes consumían suplementos de los análisis.

Según los investigadores, el folato y la vitamina B-6 podrían ayudar a combatir la enfermedad cardiovascular al disminuir los niveles de homocisteína. La homocisteína es un aminoácido de la sangre que se ve afectado por la dieta y la heredabilidad. El ácido fólico y otras vitaminas B ayudan a descomponer la homocisteína en el organismo.

No se ha podido establecer un vínculo causal pero existen evidencias de que demasiada homocisteína podría dañar la capa interna de las arterias y promover la formación de coágulos sanguíneos.

Las fuentes de folatos incluyen verduras y frutas, cereales integrales o enriquecidos, cereales fortificados, judías y legumbres. Las fuentes de vitamina B-6 incluyen verduras, pescado, hígado, carnes, cereales integrales y cereales fortificados.





Tomado de: www.europapress.es

No hay comentarios: