30 de octubre de 2011

Hojas de mora con más antioxidantes

Las hojas de la planta de mora contienen más capacidad antioxidante que sus frutos y tallos; su consumo permitiría reducir el riesgo de contraer enfermedades producto de la edad.

En los últimos años ha crecido el interés del ser humano por consumir diversas frutas y verduras con capacidad antioxidante, antiinflamatoria, antialérgica y reguladores de la presión arterial, entre otras. El fruto del género Rubus.sp., conocido en Costa Rica como mora, es una de las frutas con estas capacidades biológicas.

Las moras son arbustos generalmente espinosos que brindan cosechas durante todo el año, aunque el volumen del fruto producido depende del medio ambiente, elevación, variedad y tipo de práctica agrícola.

El pasado 22 de julio Rafael Revollo Campos, estudiante de la Escuela de Química, presentó los resultados de la tesis para optar por el grado de licenciatura en Química Industrial; en su estudio, buscaba evaluar el contenido de polifenoles y antioxidantes en diferentes estructuras de la planta de mora: tallo, hojas y fruto (entre grados de maduración: verde, roja y morada). Este estudio se realizó en el Laboratorio de Fitoquímica (LaFit), bajo la tutela del académico Gerardo Rodríguez.

“Se observó que el contenido de polifenoles en general disminuye y el de antocianinas aumenta al madurar la fruta. Además, existe una diferencia significativa entre el contenido de polifenoles del estado de maduración verde al compararlo con el rojo y morado. Las hojas de la planta de mora son la parte de la planta con mayor contenido fenólico al compararlo con las demás partes. El tallo, por ejemplo, posee un contenido fenólico inferior a la de la fruta verde, pero mayor que las frutas rojas y moradas”.

Los polifenoles son reconocidos por su capacidad antioxidante, dado que pueden capturar o neutralizar los radicales libres. Según Revollo, “clínicamente se han relacionado muchas enfermedades crónicas con el daño producido por los radicales libres, las cuales afectan a todos los aparatos y sistemas del organismo, por ejemplo el cáncer en pulmón, estómago y piel, inflamación y padecimientos inmunitarios que involucran al riñón, hígado, páncreas, sistema nervioso, alteraciones en los vasos y el corazón y padecimientos oftalmológicos, como cataratas entre otros”.

Hallazgos

Las muestras para este estudio se recolectaron en los cantones de Dota, León Cortés y Pérez Zeledón, por los académicos Rafael Orozco y Johan Rosales, de la Escuela de Ciencias Agrarias. La diferencia más significativa se encontró entre el contenido de polifenoles presentes en las frutas rojas y moradas al ser comparadas con las hojas, ya que presentan tres veces más cantidad de éstas sustancia.

“Estos resultados son muy interesantes porque las hojas no se consumen y, por tanto, el contenido de polifenoles se desperdicia en este momento. Esto convierte a la mora en uno de los cultivos más promisorios en el uso como materia prima en la elaboración de nutracéuticos con alta actividad antioxidante, al poder utilizar tanto la fruta como el follaje”.

Los polifenoles en la actualidad presentan un gran interés farmacológico por su contribución al mantenimiento de la salud, en especial por las propiedades antioxidantes que presentan este tipo de compuestos. “El mayor contenido de polifenoles se encuentra cuando la fruta está verde, y no roja o morada que es como se consume. Esto plantea una alternativa para el desarrollo de nuevos productos, usando en este caso la fruta verde y aprovechando los polifenoles que tiene”.

Para Sergio Madrigal, director de la Escuela de Química, los resultados de esta tesis muestran nuevas opciones de comercialización. “Antes pensábamos en preparar productos a base de los frutos, pero ahora podríamos pensar en té de hojas de mora, por ejemplo, y aprovechar todo el arbusto”.

Revollo recomienda realizar, además, varias pruebas biológicas con diferentes bacterias para determinar si los componentes de la mora poseen propiedades antibacterianas.

Propiedades de la mora

La mora es rica en vitaminas y minerales, especialmente en vitamina C y vitamina del complejo B, hierro, calcio y fósforo. La concentración de minerales es mayor que la de varias frutas como la piña, pera, manzana y otras. Es una fuente de carbohidratos y fibra dietética y con menos de 1% de sus calorías provenientes de la grasa, por lo que mora se considera un alimento libre de grasa.

Ensayos clínicos, realizados en la Universidad de Costa Rica (UCR) por el Instituto de Investigaciones Farmacéuticas (INIFAR) y el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA), mostraron que el jugo elaborado con la variedad de mora costarricense Rubus adenotichus es capaz de bajar los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre, por su alto contenido de sustancias antioxidantes.

Tomado de: www.una.ac.cr/campus