16 de octubre de 2011

La vitamina E adicional podría asociarse con el cáncer de próstata

Los hombres que toman complementos de vitamina E podrían aumentar su riesgo de cáncer de próstata en hasta 17 por ciento, sugiere un estudio reciente. Pero el motivo de esa asociación no está claro, señalan los investigadores.

"En términos prácticos, esto significa que por cada mil hombres que toman vitamina E, 76 contraerán cáncer, frente a 65 si tomaran un placebo", apuntó el investigador líder, el Dr. Eric A. Klein, presidente del Instituto de Urología y del Riñón Glickman en la Clínica Cleveland.

El nuevo hallazgo llega poco después de un estudio publicado el lunes que halló que los complementos dietéticos, incluso los multivitamínicos, que con frecuencia contienen vitamina E, se asocian con una peor salud en las mujeres mayores.

Se desconoce por qué la vitamina E podría aumentar el riesgo de cáncer de próstata, apuntó Klein. "Hay una implicación biológica que no entendemos. Pero lo que sugiere es que las vitaminas pueden ser potencialmente nocivas", lamentó.

Para el estudio, el equipo de Klein observó si la vitamina E o el selenio (un complemento mineral) aumentaban el riesgo de cáncer de próstata entre los hombres que participaron en el Ensayo de prevención del cáncer con selenio y vitamina E (SELECT, por su sigla en inglés).

En 2008, los informes iniciales del ensayo hallaron que ni la vitamina E ni el selenio reducían el riesgo de cáncer de próstata. Al contrario, pareció haber un aumento en el riesgo relacionado con la vitamina E, aunque era insignificante.

El hallazgo actualizado se basó en un análisis de casi 35,000 hombres asignados al azar a recibir selenio (200 microgramos al día), vitamina E (400 unidades internacionales al día), ambos complementos, o un placebo durante 5.5 años. Se dio seguimiento a los hombres hasta el 5 de julio de 2011.

Desde el informe de 2008, se diagnosticaron 521 casos más de cáncer de próstata. De éstos, 113 hombres tomaban el placebo, 147 tomaban vitamina E, 143 tomaban selenio y 118 tomaban ambos complementos, hallaron los investigadores.

Aunque la tasa de cáncer de próstata fue mayor entre los hombres que tomaban complementos en comparación con el placebo, solo fue estadísticamente significativa entre los hombres que tomaban vitamina E sola. Hubo un aumento de 17 por ciento en el riesgo de la enfermedad, halló el grupo de Klein.

Entre los hombres del ensayo, 529 de los que tomaban el placebo desarrollaron cáncer de próstata, al igual que 620 hombres que tomaban vitamina E, 575 hombres que tomaban selenio y 555 hombres que tomaban ambos complementos, anotaron los investigadores.

El efecto de la vitamina E solo se hizo obvio al tercer año del ensayo, y se observó en hombres con cáncer de próstata de bajo y de alto grados. Este hallazgo indica que el riesgo de cáncer de próstata por la vitamina E podría persistir incluso después de que los hombres dejen de tomarla, añadieron los autores del estudio.

"No hay mucha evidencia de que para las personas sanas que llevan una dieta normal tomar complementos de vitaminas sea beneficioso", apuntó Klein. "No hay evidencia convincente para tomar vitamina E en esa dosis. No provee ningún beneficio de salud, y SELECT sugiere firmemente que aumenta el riesgo de cáncer de próstata".

Debido a que más del 50 por ciento de los hombres a partir de los 60 toman complementos que contienen vitamina E, y 23 por ciento toman hasta 400 unidades internacionales (UI) al día a pesar de que la recomendación dietética diaria es de apenas 22.4 UI, las implicaciones de este hallazgo son "sustanciales", apuntaron los autores del estudio.

En una declaración del sector de los complementos, Duffy MacKay, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios del Council for Responsible Nutrition, cuestionó la importancia de los hallazgos.

"Algo interesante es que cuando la vitamina E se combinó con el selenio, el riesgo se redujo a una estadística no significativa, quizás incluso resultado del azar. Esto refuerza la teoría de que las vitaminas funcionan de forma sinérgica y que los ensayos de nutrientes como si fueran fármacos, cuando se usan aislados de otros nutrientes, quizás no sean la forma adecuada de estudiarlos", señaló MacKay en un comunicado de prensa del consejo.

También en un comentario sobre el estudio, un experto en cáncer de próstata, el Dr. Anthony D'Amico, jefe de oncología de la radiación del Hospital Brigham and Women's de Boston, dijo que tomar dosis altas de complementos "podría resultar nocivo".

Sin embargo, D'Amico dijo que el riesgo de contraer cáncer de próstata relacionado con la vitamina E es muy pequeño.

"En términos de que la gente piense que si toman vitamina E contraerán cáncer de próstata, tienen que tener cuidado porque el estudio evaluó tantos subgrupos que es difícil saber con certeza si este riesgo de cáncer de próstata marginalmente significativo se debe al azar o no", apuntó.

Sin embargo, D'Amico opina que los hombres no deben tomar dosis altas de vitamina E. "No conlleva ningún beneficio", apuntó. "No estoy seguro de si hace daño o no, pero no vale la pena tomarla, para estar seguro".

Tomado de: www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news

No hay comentarios: