22 de octubre de 2011

¿Un esperma más fuerte mediante una dieta más sana?

Durante años, los nutricionistas se han aferrado a la idea de que "uno es lo que come". Ahora, una investigación reciente sugiere que quizás este adagio sea verdad incluso para la fuerza y cantidad del esperma.

La observación surge de un par de estudios que serán presentados el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (American Society for Reproductive Medicine) en Orlando, Florida. Ambos resaltan una aparente relación entre la nutrición y la calidad del semen.

En resumen, las dietas ricas en carnes rojas y cereales procesados parecen afectar la capacidad de los espermatozoides para moverse, mientras que las dietas ricas en grasas trans parecen reducir la cantidad de espermatozoides del semen.

"El hallazgo general de nuestro trabajo es que una dieta sana parece beneficiar a la calidad del semen" aseguró Audrey J. Gaskins, autora líder del primer estudio. Actualmente, Gaskins es candidata doctoral del departamento de nutrición de la Facultad de salud pública de la Universidad de Harvard, y sus colegas incluyeron a investigadores tanto de la Universidad de Rochester como de la Universidad de Murcia, en España.

"Específicamente, una dieta sana con una ingesta más alta de pescado, frutas frescas, cereales integrales, legumbres y verduras parece mejorar la motilidad de los espermatozoides, lo que significa que un mayor número de ellos puede en realidad moverse, en lugar de quedarse en el mismo lugar", explicó Gaskins.

Las conclusiones de Gaskins se basan en un trabajo con 188 hombres de 18 a 22 años de edad, reclutados en Rochester. Completaron cuestionarios alimentarios, y las dietas de los participantes se categorizaron según su contenido en "occidentales" (que incluían carne roja, carbohidratos refinados, dulces y bebidas energéticas) o "prudentes" (compuestas de pescado, fruta, verduras, legumbres y cereales integrales).

Se llevaron a cabo pruebas de semen para evaluar el movimiento, concentración y forma de los espermatozoides.

Aunque la dieta no pareció tener un impacto sobre la forma o el número de espermatozoides, la motilidad resultó afectada. Las dietas "occidentales" se relacionaron con una reducción en el movimiento, incluso tras tomar en cuenta factores como la raza, los antecedentes de tabaquismo y el índice de masa corporal (IMC).

Sin embargo, Gaskins enfatizó que se necesita más trabajo para comprender exactamente cómo la nutrición puede afectar al esperma.

"Este fue un estudio pequeño, y no sabemos si hay algo más en estos hombres que provoca que tengan una peor motilidad", apuntó. "No sabemos si la nutrición realmente provoca el cambio. Así que por ahora todo lo que podemos decir es que hay una asociación entre la nutrición y la calidad del esperma".

Un segundo estudio con un tema similar, liderado por el Dr. Jorge Chavarro, profesor asistente de nutrición y epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Harvard, reveló que los hombres que comían dietas que contenían una cantidad relativamente alta de grasa trans tenían niveles de concentración espermática más bajos. Además, la cantidad de grasa trans hallada en el esperma y el semen aumentó.

La conclusión provino de trabajo con casi cien hombres. Todos se sometieron a un análisis nutricional y de la calidad del semen.

Incluso tras ajustar por una amplia variedad de factores como la edad, los antecedentes de alcohol y tabaquismo, el IMC, la ingesta de cafeína y el total de calorías consumidas, los autores hallaron que aunque una ingesta de grasa trans no parecía afectar el movimiento ni la forma de los espermatozoides, mientras más ácidos grasos trans consumía un individuo menor era su concentración de espermatozoides.

El Dr. Edward Kim, de la facultad de postgrados en medicina de la Universidad de Tennessee en Knoxville, reaccionó a ambos estudios con entusiasmo y precaución.

"Creo que esta investigación ciertamente es muy sugerente sobre el impacto que los factores dietéticos podrían tener sobre la infertilidad masculina", señaló Kim, quien también funge como presidente de la Sociedad de Reproducción Masculina y Urología (Society for Male Reproduction and Urology).

"Y los estudios nos apuntan a una dirección que sugiere que un estilo de vida saludable podría correlacionarse con una mejor calidad del esperma", añadió. "Pero claramente se necesita más investigación en esta área para sacar conclusiones definitivas".

Debido a que ambos estudios se presentaron en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Tomado de: www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news

2 comentarios:

Seidiferty dijo...

Buenas tardes, estoy tomando el complejo seidiferty para ayudar a mi organismo y conseguir ser papa junto a mi mujer, que opinais. mi medico me lo ha recetado y la verdad resulta bastante caro el tratamiento.

Administrador dijo...

Buenos días. Si es una prescripción médica pues es mejor hablar con el médico, y si es muy caro ver si existe otra opción más económica, o buscar una segunda opinión médica. Analizando los componentes del producto, sería posible TAL VEZ con otros suplementos y aimentos lograr el mismo efecto, pero en ese caso lo más recomendable sería buscar un profesional en Nutrición que le puede ir dando un seguimiento y que pueda trabajar en conjunto con su médico.