20 de noviembre de 2011

Suben los casos de diabetes por la mala alimentación

Desconcierto. Es la primera sensación cuando a un paciente le diagnostican diabetes. El mundo se viene encima. Todo cambia: tiene que aprender a comer otra vez, asimilar nuevos conceptos, abandonar viejos hábitos... El lunes pasado (14 de noviembre) se celebró el Día Mundial de la Diabetes, enfermedad caracterizada por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: el azúcar está alto.

Los tipos de diabetes más comunes son la Tipo 1 (el páncreas no produce insulina y se tiene que administrar vía subcutánea) y la Tipo 2 (el páncreas produce insulina pero es insuficiente y hay que ayudarlo con medicamentos orales). Esta última es la más común y su incidencia ha crecido de forma más destacada en los últimos años, sobre todo por un cambio de hábitos alimentarios.

La mala alimentación, el sobrepeso y la vida sedentaria son, junto al colesterol y la hipertensión, factores de riesgo para tener diabetes. De hecho, dice Gaztambide, "la prevalencia de la enfermedad aumenta en paralelo a la obesidad".

"Enfermedad traidora"

Puig Domingo, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona, califica la enfermedad de "traidora" porque, afirma, "va haciendo daño sin hacer el más mínimo ruido". Problemas en los riñones, en el sistema nervioso, los vasos sanguíneos, el corazón y la retina son a largo plazo las complicaciones más habituales de una enfermedad que no tiene síntomas claros y que se puede detectar por tener una sed excesiva, ganas orinar constantes, un cansancio extremo y la pérdida excesiva de peso sin hacer dieta.

Tomado de: www.20minutos.es

No hay comentarios: