29 de enero de 2012

Estudio asocia sustancias vegetales con menor mortalidad cardíaca

Los adultos mayores que consumen una cantidad moderada de ciertas sustancias vegetales son menos propensos a morir por cardiopatías o infarto cerebral.

Un estudio sobre casi 100.000 adultos mayores de Estados Unidos demostró que los que más flavonoides ingerían a través de la dieta eran menos propensos que el resto a morir por enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular (ACV) en los siguientes siete años.

Esas sustancias están en muchas verduras y frutas, como las bayas, los cítricos, la manzana, la espinaca o el brócoli, además de las nueces, la soja, el chocolate amargo, el té y el vino. Los flavonoides aportan muchos beneficios; son antiinflamatorios y antioxidantes, lo que quiere decir que protegen a las células del daño que puede causar enfermedades crónicas y cáncer.

El equipo dividió a los participantes en cinco grupos, según la cantidad de flavonoides que consumían. La quinta parte que más flavonoides ingería era un 18 por ciento menos propensa a morir por cardiopatías o ACV que la quinta parte que menos flavonoides consumía.

Esa diferencia es "leve, pero importante", aseguró la autora principal, Marjorie L. McCullough, de la Sociedad Estadounidense de Oncología, en Atlanta. McCullough explicó que, dado que la enfermedad coronaria y el ACV son tan comunes, hasta una reducción modesta del riesgo de sufrirlas haría una gran diferencia en la población general.

Se desconoce si los flavonoides disminuyeron los riesgos cardiovasculares de los participantes, pero la autora sostuvo que deberíamos consumir los alimentos ricos en esas sustancias.

Los resultados, publicados en American Journal of Clinical Nutrition, surgen de más de 98.000 hombres y mujeres que respondieron cuestionarios sobre la dieta, el estilo de vida y los antecedentes clínicos. En ese momento, tenían alrededor de 70 años.

El los siguientes siete años, 2.771 personas murieron por enfermedad coronaria o ACV. Eso incluyó 615 muertes en el grupo que menos flavonoides consumían al inicio del estudio, comparado con 515 muertes en el grupo que más flavonoides ingerían.

Tras considerar otros factores, como el tabaquismo, el ejercicio y el peso, los que más flavonoides consumían tenían un 18 por ciento menos riesgo de morir por causa cardiovascular.

Para McCullough, sumar más verduras y frutas a la alimentación mejora la salud y prolonga la vida. Y los resultados sugieren que esos beneficios no demandarían un gran cambio de la dieta.

Los participantes que más flavonoides consumían, ingerían unas 20 porciones de frutas y unas 24 porciones de verduras por semana. En cambio, los que menos flavonoides ingerían, sumaban unas 11 porciones de frutas y unas 18 porciones de verduras por semana.

"Agregar una porción diaria de alimentos ricos en flavonoides sería beneficioso", dijo la autora. En general, los expertos recomiendan consumir muchas frutas y verduras para mejorar la salud.

La dieta DASH, que se utiliza para bajar la presión y proteger el corazón, sugiere consumir entre cuatro y cinco porciones de frutas y de verduras por día. Media taza de vegetales cocidos o una fruta fresca mediana equivalen a una porción.

Tomado de: www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news

No hay comentarios: