26 de mayo de 2012

Estudio alemán vincula infartos con uso de suplementos de calcio

Ingesta de estas pastillas es común en mujeres para evitar osteoporosis. Expertos ticos discrepan y piden no abandonar el tratamiento

Con la llegada de la menopausia, una de las recomendaciones médicas más frecuente para las mujeres, es que tomen suplementos de calcio para así evitar la osteoporosis y debilidad en los huesos.

Esto se debe a que con los cambios hormonales propios de este periodo el cuerpo femenino deja de producir las sustancias que dan fuerza a los huesos.

Entonces, las pastillas con este mineral aparecen como una excelente opción para prevenir las fracturas. A algunos hombres con problemas de sobrepeso también se les da la recomendación.

Las píldoras se recetan para una o dos veces al día y se consideran una forma fácil de prevenir la enfermedad. Sin embargo, un nuevo estudio publicado esta semana sugiere que estas pastillas podrían, más bien, aumentar el riesgo de sufrir un infarto.

El reporte indica que quienes toman estas pastillas con calcio tienen hasta un 86% más de riesgo de infarto que quienes no las consumen. Por el contrario, quienes consumen el calcio al ingerir lácteos, como leche o queso, tienen un menor riesgo.

Según el análisis, “los suplementos de calcio han sido ‘abrazados’ por doctores y el público. Se presume que al ser naturales son una forma segura de evitar fracturas”.

”Aumentar el consumo de calcio en la dieta da unos pocos beneficios al corazón, pero los suplementos de calcio, que podrían subir el riesgo de infarto, deberían tomarse con precaución”, destaca la investigación médica.

“Pero ahora se hace claro que tomar este micronutriente en pastillas una o dos veces al día no es natural y no produce los mismos efectos del calcio en la comida. No solo no es seguro, sino que no es eficaz”, añade el estudio, al explicar que los suplementos de calcio solo ayudan a evitar las fracturas en un 10% de los casos.

La investigación, realizada con 23.980 alemanes entre los 35 y los 64 años durante 11 años, fue publicada en la revista Heart.

En contra

Expertos nacionales aseguran que los resultados del estudio no deben desestimular a las mujeres o a las personas que toman estos suplementos a abandonarlos. Ellos destacan que, por ejemplo, la investigación no encontró riesgo mayor de morir debido a infartos, ni de sufrir derrames cerebrales ni otro tipo de mal cardiovascular.

Incluso, el cardiólogo tico Carlos Calderón afirma que las consecuencias de la osteoporosis podrían ser peores que las de un eventual infarto.

“No podemos, bajo ningún motivo, recomendar a las mujeres que dejen de tomar el suplemento. Todo tratamiento conlleva riesgos, pero hay que buscar el riesgo menor. El riesgo de una situación pasa a segundo plano cuando hay un riesgo mayor.

”Si dejan de tomar los suplementos, la exposición a la osteoporosis sería mayor, y con esto podrían venir fracturas de cadera y rodillas que podrían ser fatales para una persona. El tomar los suplementos solo aumenta un posible riesgo de infarto, no lo garantiza. Además, el estudio no indica riesgo de muerte aumentado por infarto. Es más fácil recuperarse de un infarto y tener calidad de vida que recuperarse de una fractura muy grave”, declaró Calderón.

Por su parte, el endocrinólogo tico Alejandro Cob comentó que los resultados llaman a la reflexión, pero no a cambios en políticas de salud pública.

“Los resultados sugieren que hay una relación de mayor riesgo de infarto en usuarios de suplementos de calcio, pero de ninguna forma se puede asegurar que es una relación causal por el consumo del calcio.

“No queda claro si la cantidad de suplemento de calcio influyó en los resultados. Por el momento, la recomendación es discutir entre médico y paciente el riesgo-beneficio de utilizar cualquier medicamento”, concluyó Cob.

Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: