2 de junio de 2012

El papel de las plantas en las dietas de adelgazamiento

Por MAITE ZUDAIRE / Tomado de: www.consumer.es

Ciertas plantas pueden ayudar en la pérdida gradual de peso, si se toman junto con una dieta apropiada y se incrementa la actividad física

Actualmente proliferan las dietas "adelgazantes" y, de forma paralela o conjunta, la venta de plantas medicinales que sirven para adelgazar. Los formatos de estas plantas son múltiples (infusión, comprimidos, cápsulas...), pero el fin que predican es el mismo: ayudar a perder peso. Sin embargo, los resultados no siempre son los esperados, ya que no todo lo que se cuenta sobre las cualidades "adelgazantes" de ciertas plantas es verídico. Así lo explica Infito, Centro de Investigación sobre Fitoterapia, en un libro que ha hecho público sobre los "Mitos de las plantas medicinales y el sobrepeso". En él se da respuesta a cuestiones comunes en relación a los supuestos efectos "adelgazantes", la seguridad o la falta de inocuidad de las plantas medicinales.

Plantas que potencian la diuresis

Tras el consumo de plantas o complementos diuréticos, se puede apreciar, aunque no siempre, un efecto de "menos volumen" o "menos peso". Muchos de estos preparados contienen cola de caballo, alcachofera o té verde entre sus ingredientes. Estas plantas potencian la diuresis, pero no han demostrado influencia en la pérdida de grasa corporal, tan solo un efecto diurético, y además, no están exentas de una larga lista de efectos secundarios y contraindicaciones.

Por los efectos que provocan las plantas diuréticas, su uso estará limitado por la valoración y el consejo facultativo. De esta manera, administradas con criterio, pueden tener un efecto terapéutico demostrado y, en el caso del sobrepeso, permiten una pérdida gradual de peso, si se combinan con una dieta apropiada y un incremento de la práctica de ejercicio.

Perder peso significa perder kilos, sin más análisis. Pero adelgazar exige que la mayor parte del peso perdido sea grasa, algo conveniente en caso de sobrepeso u obesidad. Sin embargo, el hecho de "engañar a la báscula" a costa de perder agua corporal y no grasa ha comenzado a convertirse en una costumbre practicada por públicos muy diversos, desde deportistas a personas enfermas molestas por retención de líquidos o, incluso, población general.

Plantas que "ayudan" a adelgazar

En el caso de las plantas para adelgazar, hay muchas posibilidades, según el efecto deseado: aumentar la sensación de saciedad y reducir el apetito, reducir la absorción de las grasas, ayudar a depurar el organismo y facilitar la eliminación de líquidos sobrantes, favorecer la digestión y metabolismo de las grasas, contribuir al tránsito intestinal... Pero estos efectos no están demostrados en todas las plantas en las que se publicitan, tal como quedó demostrado en la investigación que realizó EROSKI CONSUMER sobre productos para perder peso, tras un exhaustivo análisis de la evidencia científica y seguridad de las plantas más consumidas y/o recomendadas.

Las plantas que más se recomiendan para eliminar los kilos sobrantes son:

Té verde. Ha demostrado un efecto diurético y las investigaciones apuntan a que, por su riqueza en polifenoles, contribuye al aumento del gasto energético y la pérdida de grasa, si bien estos últimos efectos tan interesantes se han de demostrar con mayor peso científico.

Glucomanano y plantago. Por su riqueza en mucílagos (un tipo de fibra), cuando ambas plantas se ingieren con agua, forman un gel en el estómago que proporciona sensación de saciedad y plenitud, lo que reduce el apetito.

Garcinia Cambodia.
Se publicita como una planta que dificulta la acumulación de grasas, si bien estos posibles efectos adelgazantes están por demostrar. En un metanálisis sobre esta planta, la conclusión fue que los extractos de Garcinia Cambodia generan pérdida de peso a corto plazo, si bien es una acción muy puntual y sin relevancia estadística para hacer una recomendación de tal uso.

Alcachofa. Favorece las funciones hepatobiliar y digestiva, lo que contribuye a mejorar las digestiones, reducir la hinchazón abdominal en cada comida y tener una mejor sensación digestiva. No ha demostrado que ayude a perder grasa, aunque por los efectos anteriores, puede ser interesante como complemento dietético en personas con digestiones lentas y pesadas.

Riesgos que deben controlarse

En una revisión llevada a cabo por investigadores financiados con fondos europeos, se ha descubierto que los compuestos y preparados botánicos pueden tener compuestos dañinos para la salud humana. Investigadores de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) y de la Università degli Studi de Milán (Italia) descubrieron que la concentración de alquenilbencenos o de alcaloides pirrolizidínicos, compuestos presentes en muchos suplementos alimenticios vegetales, alcanza concentraciones que requieren mejorar la norma y los controles de calidad más exigentes.

El estudio, publicado en la revista Food and Nutrition Sciences, está enmarcado en el proyecto PLANTLIBRA "Suplementos alimenticios vegetales: niveles de consumo, beneficios y evaluación de riesgos" y advierte sobre estos compuestos por su asociación con el aumento de los casos de cáncer hepático detectado en ensayos experimentales con animales. La UE ha prohibido el empleo de alquenilbencenos como el estragol, el metileugenol, el safrol o la beta asarona como potenciadores del sabor, pero no su uso en suplementos alimenticios vegetales.

No hay comentarios: