15 de julio de 2012

Las personas que pasan poco tiempo sentadas viven más

 Investigadores del Brigham and Women's Hospital de Boston y las universidades de Harvard y Louisiana State, en Estados Unidos, aseguran que aquellas que no pasan sentadas más de tres horas al día pueden prolongar hasta dos años más su esperanza de vida. Además, si sólo ven la televisión dos horas al día pueden sumar otros 1,4 años de vida.

 Así se desprende de los resultados de una investigación publicada en el 'British Medical Journal' (BMC) sobre el impacto de la vida sedentaria en la longevidad.

 Estudios previos ya han mostrado un vínculo entre la falta de actividad física y el riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2 y trastornos cardiovasculares, como el infarto o eventos cerebrovasculares, de ahí que se recomiende a partir de edad adulta llevar a cabo al menos 150 minutos de actividad física moderada durante la semana.

 Sin embargo, el estilo de vida moderno hace que muchas personas pasen gran parte del día sentado en un escritorio o frente al televisor, según los autores de la investigación, que calcularon que el tiempo medio que un adulto pasa sentado es de entre cinco y seis horas.

 Para ello, utilizaron los datos del Sondeo Nacional de Salud y Nutrición (NHANES, en sus siglas en inglés) de entre 2005 y 2010, y analizaron los estudios publicados sobre el impacto de estar sentado en la mortalidad.

 De este modo, encontraron cinco estudios relevantes que habían involucrado a 167.000 adultos de entre 18 y 90 años. Cuando compararon estos datos con las cifras del sondeo NHANES y después de tomar en cuenta factores como la edad y el sexo, lograron establecer un cálculo del número de muertes que estaban asociadas al tiempo que se pasa sentado.

 Así, encontraron que un 27 por ciento de las muertes estaban relacionadas con estar sentado y el 19 por ciento a estar sentado frente al televisor. 

 Tal como explican los autores en declaraciones a la BBC, "los resultados de este estudio indican que limitar el tiempo que se pasa sentado a menos de tres horas cada día puede incrementar dos años la expectativa de vida".

 De igual forma, según han añadido, restringir el tiempo que se pasa mirando la televisión a menos dos horas diariamente puede extender la expectativa de vida por otros 1,4 años".

 Los autores subrayan, sin embargo, que estos resultados son un "cálculo teórico" y, por tanto, no quieren decir que una persona sedentaria vivirá dos años menos que alguien más activo. La estadística, afirman, es poblacional y muestra la mortalidad por todas las causas y no pueden aplicarse a individuos.

 Sin embargo, puntualizan que los resultados sí muestran el impacto perjudicial de un estilo de vida sedentario en la salud. Tal como señala el profesor Peter Katzmarzyk, quien dirigió el estudio, "los resultados de este estudio indican que el tiempo prolongado que se pasa sentado y viendo la televisión puede tener el potencial de reducir la expectativa de vida en Estados Unidos".

Tomado de: www.europapress.es

1 comentario:

Alejandro C dijo...

Es verdad, estamos viviendo en un mundo cada vez más sedentario, y con la aparición de nuevas y cada vez más atractivas tecnologías, nuestros jóvenes van perdiéndole el gusto a los deportes. Salgamos a caminar todos los días, por lo menos durante media hora; montemos cicla o patines, practiquemos algún deporte; la actividad física aparte de mantenernos en forma y ayudarnos a fortalecer el corazón nos despeja la mente y podremos pensar con mayor claridad.