2 de septiembre de 2012

Los jóvenes obesos tienen un riesgo más alto de cálculos biliares

Los niños que tienen sobrepeso, o que son obesos, sufren un mayor riesgo de cálculos biliares, según un estudio de la compañía de seguros médicos Kaiser Permanente, publicado en el 'Journal of Pediatric Gastroenterology & Nutrition'.

 Los investigadores descubrieron que los niños y adolescentes con sobrepeso tenían el doble de probabilidades de tener cálculos biliares, en comparación con los niños y adolescentes que tenían un índice de masa corporal normal. Los que estaban moderadamente obesos tenían cuatro veces más probabilidades de tener cálculos biliares, y los que eran extremadamente obesos tenían seis veces más probabilidades de sufrir esta condición.

 El estudio se basó en la información de los registros electrónicos de salud de más de 510.000 niños de 10 a 19 años, de 2007 a 2009, que eran miembros de Kaiser Permanente en California. El tamaño y la diversidad de este estudio permitieron a los investigadores explorar las disparidades raciales y étnicas, observando que los jóvenes hispanos eran más propensos a tener cálculos biliares que los jóvenes de otras razas y etnias.

 "A pesar de que los cálculos biliares son relativamente comunes en los adultos obesos, los cálculos biliares en niños y adolescentes han sido históricamente raros", afirma la autora principal del estudio, Corinna Koebnick, del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente. La experta apunta que "estos resultados se suman a una tendencia alarmante -los jóvenes que son obesos o extremadamente obesos son más propensos a tener enfermedades que normalmente tienen lugar en adultos".

Se da con más frecuencia en las niñas

 Los investigadores encontraron una fuerte asociación entre la obesidad y los cálculos biliares en las niñas, más que en los niños. Así, las niñas obesas y extremadamente obesas tienen entre seis y ocho veces más probabilidades, respectivamente, de tener cálculos biliares que las niñas con bajo peso o de peso normal, mientras que los niños obesos y con sobrepeso tienen el doble y el triple de probabilidades de tener cálculos biliares que sus contrapartes de bajo peso, o peso normal.

 Los cálculos biliares son un problema de salud importante en los Estados Unidos, y afecta a un estimado de 20 millones de adultos. Los síntomas incluyen dolor abdominal recurrente y náuseas, aunque muchas personas con cálculos biliares no tienen síntomas. Los cálculos biliares pueden obstruir el paso de la bilis en el intestino, lo que a su vez puede causar daño severo o infección en la vesícula biliar, el hígado o el páncreas y, si se deja sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal.

 "La alta tasa de cálculos biliares en niños y adolescentes obesos pueden sorprender a los pediatras, porque esta enfermedad es generalmente considerada como un trastorno de adultos. Dado que la obesidad es tan común, los pediatras deben aprender a reconocer los síntomas característicos de cálculos biliares", afirma George Longstreth, coautor del estudio y gastroenterólogo de Kaiser Permanente en el Centro Médico de San Diego.

 Este estudio es parte de luna serie de programas de investigación en curso que tienen como objetivo identificar y tratar la obesidad infantil. El Estudio de Kaiser Permanente descubrió que el 7,3 por ciento de los niños, y el 5,5 por ciento de las niñas, menores de 20 años, son extremadamente obesos.

Tomado de: www.europapress.es

No hay comentarios: