21 de octubre de 2012

Un estilo de vida sano aumenta las probabilidades de supervivencia de las mujeres mayores con cáncer

Las mujeres mayores diagnosticadas con cáncer que se mantienen físicamente activas, mantienen un peso sano y consumen una dieta bien equilibrada son mucho más propensas a sobrevivir que las que no lo hacen, según un estudio reciente.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota hallaron que de los tres factores, hacer ejercicio con regularidad tiene el efecto más significativo sobre la supervivencia de las mujeres al cáncer.

Los hallazgos fueron presentados el miércoles en la reunión anual sobre la prevención del cáncer de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), en Anaheim, California.

"Las mujeres mayores que sobreviven al cáncer que alcanzan y mantienen un peso corporal ideal, se mantienen físicamente activas y consumen una dieta saludable tienen un riesgo de muerte casi 40 por ciento más bajo, en comparación con las mujeres que no siguen esas recomendaciones", apuntó en un comunicado de prensa de la asociación Maki Inoue-Choi, asociada de investigación en la división de epidemiología y salud comunitaria de la Facultad de Salud Pública de la universidad.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores examinaron qué tan de cerca un grupo de 2,080 mujeres diagnosticadas con cáncer seguían las directrices de World Cancer Research Fund/American Institute for Cancer Research (WCRF/AICR) de 2007 sobre el peso corporal, la actividad física y la dieta. Las mujeres eran de Iowa, y fueron diagnosticadas entre 1986 y 2002.

En 2004, las mujeres completaron un cuestionario sobre una variedad de factores de estilo de vida.

Usando datos de un registro de salud de Iowa y del Índice Nacional de Mortalidad, los investigadores hallaron que casi 500 de las mujeres del estudio murieron entre 2004 y 2009. De estas muertes, casi 200 se debieron al cáncer, y unas 150 a la enfermedad cardiaca.

Tras tomar en cuenta otros factores de riesgo, como la salud general de las participantes, el tipo y la etapa del cáncer, y si fumaban, la tasa de mortalidad por cualquier causa fue 37 por ciento más baja entre las mujeres que seguían las directrices de estilo de vida de cerca, en comparación con las que no.

Las mujeres que cumplían con las directrices de WCRF/AICR sobre actividad física también tenían un riesgo más bajo de muerte por enfermedad cardiaca o cáncer.

Aunque los investigadores descubrieron una asociación entre seguir las directrices y unas mayores probabilidades de supervivencia, no probaron causalidad. Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

2 comentarios:

Davicho dijo...

Que tal!
Se de la importancia que es llevar un estilo de vida saludable y mas en estos tiempos donde el estrés, la mala alimentación, y la rutina diaria afecta seriamente nuestra salud por eso me gustaría recomendar una pagina que encontré navegando por la red http://www.MiEstiloDeVida.org/ creo que tiene artículos muy interesantes espero que les sirva mi aporte.
un abrazo

Administrador dijo...

Muchas gracias por el aporte!
Saludos