6 de enero de 2013

Es mejor ejercitarse antes de las 3 p. m.

Cuando se trata de sacar tiempo para hacer ejercicio y se piensa en cuál es la mejor hora para realizar la actividad física, la respuesta normalmente es “cuando tenga tiempo”.

Aunque muchos dejan el ejercicio para el final del día porque es cuando “mejor logran acomodarse”, especialistas salen a alertar de que estas no son las horas más adecuadas para hacer esfuerzo físico.

¿Por qué? La explicación es sencilla. Según detallan, nuestro cuerpo funciona con un “reloj interno” llamado ciclo circadiano. Este regula, en un ciclo de 24 horas, los patrones del sueño y alimentación y los sincroniza con los patrones de luz y temperatura.

Para el nutricionista y entrenador personal Donald Vega, la hora ideal para hacer ejercicios está relacionada con la producción de hormonas en nuestro cuerpo como la llamada cortisol, que está relacionada con el estrés, pero también con realizar actividad física.

Según Vega, la producción de cortisol comienza las 6 a. m. y llega a su punto máximo cerca de las 9 a. m. Para mediodía, ya está en un punto intermedio y baja hasta que a las 6 p. m. está en su punto mínimo. “Lo ideal es hacer ejercicio cuando el cortisol está en su punto máximo o ascendiendo. La mejor hora es entre las 8 a. m. y las 10 a. m., cuando el ritmo está más alto, pero normalmente esas son horas de estudio o trabajo; pero si comenzamos a las 6 a. m. es un buen momento, porque estimulamos el cortisol”, dijo.

Una investigación de la Universidad de Norte de Texas lo confirma. En personas acostumbradas a entrenar en la mañana, el rendimiento es mucho mayor a esas horas que cuando se les pone a entrenar por la tarde.

El experto afirma que todavía el mediodía e incluso las 3 p. m. son buenas horas para practicar actividades físicas, pero ya después de esa hora se puede perjudicar la producción hormonal y afectar los patrones de sueño.

¿Es una buena opción entrenarse de noche?

Siempre es bueno hacer ejercicio, pero hay versiones distintas de cuándo es el momento idóneo para el cuerpo. Unos dicen que lo mejor es ‘alinearse’ a la producción de hormonas relacionadas con la energía.

Sin embargo, hay otros que más bien sostienen que la mejor hora es entre las 3 p. m. y las 6 p. m., pues el cuerpo está más alerta y más “despierto”. Esta tendencia indica que en la mañana la temperatura corporal es baja y ejercitarse cuesta más.

Según dijo Jorge Franchella, director del Programa de Actividad Física y Deporte del Hospital Clínicas, en Buenos Aires, Argentina, al diario La Nación de su país, la temperatura del cuerpo es alta entre las 4 y las 5 p. m., así que los músculos están mejor preparados para encarar una rutina.

Para él, si uno solo puede ejercitarse en la noche, lo ideal es que se elijan ejercicios que sean más de resistencia que cardiovascular; es decir, más pesas que correr o trotar. “A las 6 p. m. ya la producción de cortisol está en su punto mínimo, y si hacemos ejercicio, volvemos a generar esta hormona. El cuerpo tendría que esperar que esta hormona vuelva a su punto mínimo para generar otras hormonas que se producen en la noche y esto afecta el cuerpo y el descanso”, dijo el nutricionista asesor de estilos de vida saludables Donald Vega.

“Sin embargo, si usted come sano, duerme bien, se hidrata, no hay tanto problema con el ejercicio de noche”, añadió.

Otro problema podría surgir en las personas con insomnio. Según explicó la especialista en terapia de sueño Paula Llobet, lo ideal es dejar de hacer ejercicio tres horas antes de irse a dormir.

“Luego de hacer ejercicio, queda muy activo el sistema nervioso simpático –encargado de funciones voluntarias y de mantener el cuerpo alerta–. Entonces, debe esperarse más tiempo al sistema nervioso parasimpático –encargado de las funciones involuntarias–, pero si la persona no tiene problemas de insomnio, no tendrá mayor obstáculo”, afirmó.

Los expertos expresan que una buena práctica es dormirse más temprano, pues así las energías serán mayores al iniciarse el día.

Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: