17 de agosto de 2013

Los niños que comen en el colegio y ven mucha TV son más propensos a la obesidad

Los niños que comen en el colegio y ven dos o más horas de televisión son más propensos a sufrir obesidad, según ha mostrado un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan Cardiovascular Center Frankel, cuya investigación va a ser publica en septiembre por 'Pediatrics'.

Para llevar a cabo el estudio, los expertos analizaron a 1.714 estudiantes de sexto curso inscritos en el 'Proyecto Escuelas Saludables'. De esta forma, comprobaron que las niñas que consumían dos vasos de leche diarios tenían menos probabilidades de ser obesos, al igual que los niños que jugaban en un equipo deportivo.

"Es necesario seguir trabajando para ayudar a entender el impacto beneficioso de mejorar los almuerzos escolares y la disminución de tiempo de pantalla", ha comentado la cardióloga y autora principal del estudio, Elizabeth Jackson.

Y es que, los menores que padecen obesidad suelen tener el HDL-colesterol bajo, los triglicéridos más altos, una mayor presión arterial y una frecuencia cardiaca de recuperación más elevada que los niños que tienen un peso normal.

Asimismo, otros estudios han vinculado la comida escolar con la obesidad aunque, tal y como ha comentado Jackson, el inconveniente de estas investigaciones es que depende de la situación socioeconómica de los participantes.

"Aunque no hemos podido examinar el contenido nutricional de los almuerzos escolares específicos, la investigación anterior sugiere que los almuerzos escolares son pobres en nutrientes y ricos en calorías", ha señalado Jackson.

Por último, en el estudio, el 61 por ciento de los niños obesos y el 63 por ciento de las niñas obesas reconoció ver la televisión durante dos o más horas al día, un hábito que provoca una disminución de la práctica de ejercicio físico y, por ende, un aumento de peso.

Tomado de: www.larazon.es

No hay comentarios: