16 de noviembre de 2013

La FAO y la OMS alertan de que más de la mitad de la población tiene problemas nutricionales

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguraron este miércoles que más de la mitad de la población mundial tiene "graves problemas nutricionales", que pueden ser de hambre, pero también de consumo excesivo de alimentos o de carencia de micronutrientes. Así, unos 842 millones de personas sufren hambre crónica y cerca de 2.000 millones carecen de micronutrientes, mientras que 500 millones padecen obesidad, por lo que los sistemas alimentarios tendrán que sufrir cambios importantes para mejorar las dietas y las vidas de las personas.

Ambas organizaciones de la ONU hicieron pública estas conclusiones tras iniciar en Roma (Italia) una reunión técnica preparatoria de tres días que pretende sentar las bases de la II Conferencia Internacional sobre Nutrición, que se celebrará del 19 al 21 de noviembre de 2014 con el objetivo de estudiar cómo mejorar la producción de alimentos. El director general de la FAO, José Graziano da Silva, indicó que "está claro que la forma en que los alimentos se manejan actualmente no se refleja en suficientes mejoras en materia de nutrición. El hecho más sorprendente es que más de 840 millones de personas siguen padeciendo hambre hoy en día, a pesar de que el mundo ya produce suficientes alimentos para todos, pero un tercio de ellos se desperdician".

La FAO subrayó que la cantidad total de alimentos que se producen y no se consumen sería suficiente para alimentar a 2.000 millones de personas. "La verdad es que, hoy en día, los consumidores no reciben las señales correctas de las políticas vigentes sobre cómo alimentarse de forma saludable. Eso es lo que tenemos que abordar", añadió Da Silva. Este organismo de la ONU señaló que alrededor de 7 millones de niños mueren anualmente antes de cumplir cinco años y unos 162 millones de niños menores de cinco años sufren retraso del crecimiento.

Dietas inadecuadas

Por su parte, el director ejecutivo de la Oficina del Director General de la OMS, Hans Troedsson, pidió un replanteamiento de la forma en que se gestiona el sistema alimentario, asegurando que la dieta es un factor clave en la carga global de enfermedad y que los desafíos polifacéticos de la nutrición necesitan ser abordados a diferentes niveles, desde la infancia a la madurez. "Si en el pasado nos enfrentábamos principalmente al desafío de la malnutrición infantil, hoy nos enfrentamos a una epidemia de dietas inadecuadas y escasa actividad física, lo que conduce a la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes y sobrepeso", indicó Troedsson, antes de agregar que "las amenazas a la nutrición y la salud en realidad se han ampliado y agravado y no van a desaparecer por sí solas. Tenemos que abordar esta situación con urgencia, ahora y en el futuro".

Tomado de: www.larazon.es

No hay comentarios: