11 de enero de 2014

Comer más cereales y frutas baja riesgo de enfermedad arterial

Muchos son los estudios que hablan sobre la importancia de consumir frutas, verduras y cereales para mejorar la salud del corazón.

Sin embargo, son pocas las personas que cumplen la recomendación de consumir cinco porciones de frutas y verduras al día.

Para muestra un botón. Un estudio elaborado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en 2010 reveló que un 20% de los adultos en nuestro país consume solo 3,5 porciones de este tipo de alimentos tres veces por semana.

A ellos, la ciencia les da ahora una razón adicional para aumentar su ingesta de frutas y, además, para incluir cereales de grano entero en su desayuno.

Un análisis de 22 estudios médicos realizado por la Universidad de Leeds, en Inglaterra, determinó que cada porción de siete gramos de fruta o verdura que una persona consume al día reduce entre un 5% y un 8% su probabilidad de sufrir alguna enfermedad en las arterias.

Este hábito también reduce el riesgo de otras enfermedades cardiovasculares, como infartos y derrames cerebrales, según el reporte , publicado en la revista British Medical Journal (BMJ) .

“Ya sabíamos lo bien que estos alimentos le hacían a nuestra salud, pero ahora tenemos confirmación de que también mantienen nuestras arterias más sanas y que pueden reducir las enfermedades cardiovasculares y los males coronarios”, aseveró en un comunicado de prensa Robert Baron, uno de los investigadores.

¿Qué comer y qué no? El reporte señala que las frutas y las verduras no harinosas (todas excepto las que tienen características similares a la papa, camote o yuca) contienen fibra suficiente para ayudar a la persona a cuidar su salud.

Cereales de grano entero como el arroz y la pasta –especialmente si es integral– también tienen estas características.

No obstante, los especialistas señalan que no cualquier cereal que se acompaña con leche tiene este tipo de fibra.

Los investigadores indicaron que los cereales que deben consumirse son, principalmente, aquellos que vienen identificados como integrales, de grano entero o con mayor cantidad de fibra.

Esto es así dado que hay muchos cereales de desayuno –especialmente los hechos para niños– que tienen altas cantidades de azúcar y colorantes y saborizantes artificiales, pues buscan parecer más dulces para atraer a un público más amplio.

“Muchos de estos cereales, que aparecen con colores llamativos y muchas veces ligados a un personaje que apela al público infantil, tienen altas cantidades de azúcar y sus propiedades nutricionales no son tan altas”, aseguró Baron en el comunicado.

Por otra parte, los especialistas recordaron la importancia de consumir proteínas para tener una dieta más balanceada y cuidar la salud de todo el cuerpo.

Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: