15 de febrero de 2014

Incluya en su dieta cotidiana 10 alimentos que ayudan a combatir el cáncer

Una de las enfermedades que más genera temor en la población es el cáncer, sin importar el órgano afectado, la connotación de la palabra ya es sinónimo de dolor y hasta de muerte.

Diversos estudios realizados han logrado identificar causas y posibles soluciones para combatir el padecimiento y el consumo de ciertos alimentos es una importante alternativa para la lucha contra la enfermedad.

En la lista figura la granada, que según un estudio de la Universidad de California, contiene elementos que inhiben el movimiento de las células cancerígenas y reducen la metástasis, evitando la expansión del cáncer.

El café es otro de los alimentos eficaces para prevenir el cáncer de piel, pues no solo se debe beber, sino que se debe aplicar directamente sobre la piel, ya que la cafeína inhibe una proteína llamada ATR que al ser neutralizada, lleva a la destrucción de las células dañadas por los rayos ultravioletas.

Los huevos y la leche tienen propiedades anticancerígenas por su alto contenido en vitamina D.

También el tomate y sus derivados contienen licopeno con capacidad para inhibir la proliferación celular, y posee un efecto anti-carcinogénico y anti-aterogénico, al intervenir en la comunicación intercelular y modular los mecanismos inmunológicos.

El brócoli es otro de los alimentos que por su elevado contenido en isotiocianatos, también presentes en el repollo y la coliflor, ayuda a eliminar la proteína del gen p53 defectuoso que provoca el crecimiento anormal de las células.

Además, las últimas investigaciones han revelado que los extractos de ciruela y melocotón ayudan a destruir las células del cáncer de mama, incluso a las más agresivas, sin dañar a las células sanas.

En este sentido, científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Marshall en Estados Unidos demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama por su alto contenido en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fitosteroles.

En el caso de los hombres, tomar en promedio cuatro copas de vino tinto a la semana reducen en un 50% el riesgo de contraer cáncer de próstata, por el efecto del antioxidante resveratrol, que reduce los niveles de hormonas masculinas, como la testosterona, que estimulan el crecimiento tumoral.

También investigadores de la Universidad Long Island, publicaron que uno de los componentes del orégano, el carvacrol, induce a la muerte celular programada en las células tumorales de la próstata, además tiene propiedades anti-inflamatorias y actúa como antibiótico.

Tomado de: www.crhoy.com

No hay comentarios: