1 de marzo de 2014

Los suplementos de selenio y vitamina E elevan el riesgo de cáncer de próstata

Un estudio multicéntrico liderado por el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle, Estados Unidos, encontró que los suplementos de dosis altas tanto con el oligoelemento selenio como la vitamina E aumentan el riesgo de cáncer de próstata de alto grado. Pero lo más importante, este riesgo depende del nivel de selenio que tiene cada hombre antes de tomar los suplementos.

Estos resultados, publicados en 'Journal of the National Cancer Institute', se basan en datos del Estudio sobre el Selenio y la Vitamina E para Prevenir el Cáncer (SELECT), un ensayo rigurosamente ejecutado, aleatorio y controlado con placebo que incluyó a más de 35.000 hombres. El trabajo trató de determinar si la ingesta de altas dosis de vitamina E (400 IU/día) y/o selenio (200 mcg/día) mediante suplementos podría proteger a los hombres de cáncer de próstata.

El análisis, que se inició en 2001 y fue diseñado para durar 12 años, se paró antes, en 2008, al no hallar un efecto protector del selenio y sugirió que la vitamina E aumentó el riesgo. Aunque el uso de suplementos en el estudio se detuvo, algunos hombres continuaron y, tras un periodo adicional de dos años, los hombres que tomaron vitamina E tuvieron una reducción estadísticamente significativa de un 17 por ciento más de riesgo de cáncer de próstata y la suplementación de selenio aumentó el cáncer en hombres con alto estatus de selenio al inicio del estudio.

Cuando la investigación comenzó, hubo cierta evidencia de que los suplementos de selenio no beneficiarían a los hombres que ya tenían una ingesta adecuada de este nutriente. Por esa razón, los autores midieron la concentración de selenio en las uñas de los participantes y probaron si la suplementación de selenio beneficiaría sólo al subgrupo de hombres con bajo nivel de selenio al inicio del estudio. En su lugar, detectaron que tomar suplementos de selenio aumentó el riesgo de cáncer de alto grado en un 91 por ciento entre los hombres con alto estatus de selenio al comienzo del estudio. Cuando los suplementos de selenio los tomaron hombres que tenían alto nivel de selenio inicialmente, los niveles de selenio se convirtieron en tóxicos, además de que tomar vitamina E incrementó el riesgo de cáncer en los hombres con bajo estatus de selenio al arranque del análisis.

El estudio también reveló que sólo un subgrupo de los hombres tenía un riesgo mayor de cáncer de próstata al tomar vitamina E. Entre los hombres con bajo nivel de selenio al inicio del estudio, la suplementación con vitamina E aumentó el riesgo total de cáncer de próstata en un 63 por ciento y elevó el riesgo de alto grado de cáncer en un 111 por ciento. Esto explica una de las conclusiones originales de SELECT, que era que sólo los hombres que recibieron vitamina E más una pastilla de placebo, y no aquellos que recibieron la vitamina E y el selenio, tenían un mayor riesgo de cáncer de próstata. El selenio, ya sea a partir de fuentes o suplementos dietéticos, protegió a los hombres de los efectos perjudiciales de la vitamina E. "Mucha gente piensa que los suplementos dietéticos son útiles o al menos inocuos. Esto no es cierto", advierte el primer autor, Alan Kristal, miembro de la Facultad de Salud Pública en la División de Ciencias de Fred Hutch. "Sabemos por otros estudios que algunos suplementos dietéticos a dosis altas, es decir, los suplementos que proporcionan mucho más que las ingestas diarias recomendadas de micronutrientes, elevan el riesgo del cáncer", añade.

Los datos para el análisis actual compararon el efecto del selenio y la vitamina E, tomados solos o combinados, sobre el riesgo de cáncer de próstata entre 1.739 hombres que fueron diagnosticados con cáncer de próstata y, a efectos de comparación, una muestra aleatoria de 3.117 hombres sin cáncer de próstata que fueron emparejados con los casos por raza y edad. El resultado final fue que no hubo beneficios para ningún hombre, ni con suplementos de selenio ni de vitamina E, y para una proporción significativa de los hombres en el estudio estos suplementos fueron perjudiciales. "Los hombres que usan estos suplementos deben dejarlos. Ni los suplementos de selenio ni los de la vitamina E otorgan algún beneficio conocidos, sólo riesgos", afirma este experto. "Si bien no parece que existan riesgos de tomar un multivitamínico estándar, los efectos de altas dosis de suplementos individuales son impredecibles, complejos y a menudo dañinos. Hay niveles óptimos y estos son a menudo los niveles obtenidos a partir de una dieta saludable, pero por debajo o por encima de esos niveles hay riesgos", concluye.

Tomado de: www.larazon.es

No hay comentarios: