10 de mayo de 2014

El aumento de los niveles de CO2 provocará la disminución de nutrientes de algunos cultivos

Conforme los niveles de dióxido de carbono vayan aumentando a lo largo de este siglo, algunos cereales y ciertas legumbres se volverán mucho menos nutritivos de lo que son hoy en día, según alerta un grupo de científicos de ocho instituciones de Australia, Israel, Japón y Estados Unidos, cuyos resultados se publican en la revista 'Nature'.

 Los investigadores analizaron múltiples variedades de trigo, arroz, guisantes, soja, maíz y sorgo cultivados en campos con altos niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, como los previstos para la mitad de este siglo. Las concentraciones atmosféricas de CO2 se acercan actualmente a 400 partes por millón (ppm) y se espera que lleguen a 550 ppm en el año 2050.

 Los equipos simularon niveles elevados de CO2 en campos al aire libre usando un sistema llamado 'Free Air Concentration Enrichment' (FACE), que bombea, monitorea y ajusta el CO2 atmosférico a nivel del suelo para simular las condiciones futuras. Por el contrario, se mantuvieron todas las demás condiciones de crecimiento (luz solar, suelo, agua, temperatura) para las plantas cultivadas en altas concentraciones de CO2 y los cultivos controles.

 Los experimentos revelaron que la calidad nutricional de un número de las plantas de cultivo más importantes del mundo se redujo en respuesta a niveles elevados de CO2. "Cuando recopilamos todos los experimentos de FACE que tenemos en todo el mundo, vimos que una gran cantidad de nuestros principales cultivos poseen menores concentraciones de zinc y hierro", afirma uno de los autores, Andrew Leakey, del Instituto de Biología Genómica de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos.

 "La deficiencia de zinc y de hierro es un gran problema de salud global por lo menos para dos millones de personas", agrega este experto. En concreto, el zinc y el hierro se redujeron significativamente en el trigo, el arroz, los guisantes y la soja, además de que el trigo y el arroz también sufrieron notables disminuciones en el contenido de proteínas a mayores niveles de CO2.

 "Vimos esta disminución de la calidad a lo largo de un conjunto diverso de ambientes en una serie de países", afirma Leakey. Los nutrientes en el sorgo y el maíz se mantuvieron relativamente estables en niveles más altos de CO2 debido a que estos cultivos utilizan un tipo de fotosíntesis llamado C4, que concentra el dióxido de carbono en sus hojas, según este experto.

 "C4 es una especie de combustible inyectado por la fotosíntesis que tienen el maíz, el sorgo y el mijo-detalla este investigador--. Nuestro trabajo previo aquí en Illinois demostró que sus tasas de fotosíntesis no resultan alteradas por estar en niveles elevados de CO2 puesto que ya poseen altos niveles de CO2 en el interior de sus hojas".

 No obstante, Leakey señala que hace falta más investigación al respecto. "Es importante que comencemos a hacer estos experimentos en los suelos de climas tropicales, dado que ahí es donde la seguridad alimentaria es ya un gran problema", concluye.

Tomado de: www.infosalus.com

No hay comentarios: