23 de agosto de 2014

La obesidad incrementa el riesgo de sufrir cáncer

Las personas con sobrepeso u obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar alguno de los diez tipos de cáncer más comunes, concluye un estudio divulgado en la revista médica The Lancet .

Tras reunir información de 5,2 millones de personas en el Reino Unido, de las que casi 170.000 desarrollaron cáncer, investigadores de la London School Of Hygiene And Tropical Medicine determinaron que un alto índice de masa corporal (IMC) estuvo vinculado a 17 de 22 tipos de cáncer.

El concepto de índice de masa corporal (IMC) se obtiene dividiendo el peso de la persona en kilos entre su estatura elevada al cuadrado. Es decir, si una persona pesa 53 kilos y mide 170 centímetros, se divide 53 entre 170 y se multiplica por 170.

Los resultados ideales del IMC son entre 20 y 25. El acuerdo científico dice que si el paciente tiene más de 25, tendrá sobrepeso y, si tiene más de 30, es una persona obesa.

Ya se sabía que la obesidad constituye un factor de riesgo importante para padecer enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, condiciones que, en unos años, pueden llevar a sufrir infartos o derrames cerebrales.

Sin embargo, los hallazgos de esta investigación sugieren que tener un IMC alto está asociado al menos con diez de los cánceres más comunes, como el de cuello de útero, tiroides, riñón, hígado y colon, entre otros.

El cáncer de mama después de la menopausia y la leucemia también fueron mencionados por los expertos como males en alza.

El citado estudio asimismo afirma que si continúan aumentando los niveles de obesidad, podrían diagnosticarse anualmente 3.700 casos más de cáncer.

“Hubo muchísima variación en el efecto del IMC sobre los diferentes cánceres”, dijo a los medios británicos uno de los científicos encargados del estudio, Krishnan Bhaskaran.

Este experto puso como ejemplo el hecho de que “el riesgo de cáncer de útero aumentó de forma sustancial conforme mayor fuera el índice de masa corporal, mientras que en otros cánceres se detectó un incremento más modesto en el riesgo o ningún efecto en absoluto” .

“Esta variación nos indica que el IMC afecta el riesgo de desarrollar cáncer a través de varios procesos diferentes, dependiendo del tipo de cáncer” , agregó.

Por su parte, en declaraciones al canal británico BBC, Tom Stansfeld, de la organización benéfica Cancer Research UK (dedicada a la lucha contra esa enfermedad), indicó que aunque la relación entre el cáncer y la obesidad es compleja, está claro que el exceso de peso incrementa el riesgo de tener cáncer.

“Mantener un peso saludable reduce el riesgo de desarrollar cáncer y el mejor modo de hacerlo es con una dieta sana y equilibrada, y haciendo ejercicio”, concluyó.

Tomado de: www.nacion.com

No hay comentarios: