11 de octubre de 2014

El café, con o sin cafeína, protege nuestro hígado

Previene el cáncer, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, párkinson o diabetes y prolonga la vida. Y ahora, protege nuestro hígado. Según un estudio publicado en «Hepatology», beber café, independientemente de su contenido de cafeína, se relaciona con menores niveles de enzimas hepáticas anormales. Estos resultados sugieren que los compuestos químicos presentes en el café, independientemente de la cafeína, pueden ayudar a proteger el hígado.

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo y su consumo se ha incrementado cada año en un 1% desde la década de 1980. Muchos estudios ya habían encontrado una asociación entre el consumo de café y un menor riesgo de desarrollar diabetes, enfermedad cardiovascular, enfermedad de hígado graso no alcohólica, cirrosis y cáncer de hígado.

«Ya sabíamos que el consumo de café podía tener un posible efecto protector sobre el hígado. Sin embargo, la evidencia no estaba claro si dicho beneficia se podía extender también al café descafeinado», explica el investigador principal, Qian Xiao, del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, (EE.UU.).

Marcadores hepáticos

Ahora en este trabajo los investigadores ha utilizado los datos de la Encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos y Nutrición (NHANES, 1999-2010). En total se incluyó a 27.793 participantes, de 20 años de edad o más, quienes proporcionaron información sobre su consumo de café en un período de 24 horas. Además, el equipo midió los niveles sanguíneos de distintos marcadores de la función hepática para determinar la salud del hígado: incluyendo aminotransferasa (ALT), aminotransferasa (AST), fosfatasa alcalina (ALP) y transaminasa gamma glutamil transferasa (GGT).

Los resultados mostraron que los participantes que reportaron beber tres o más tazas de café al día tenían menores niveles de ALT, AST, ALP y GGT en comparación con aquellos que no consumen café. Los investigadores también encontraron bajos niveles de estas enzimas hepáticas en los participantes que beben el café descafeinado sólo.

«Los hallazgos relacionan el consumo de café, descafeinado o no, con una reducción de los niveles de enzimas hepáticas. Es decir, los datos sugieren que los ingredientes del café, diferentes a la cafeína, pueden promover la salud del hígado», señala Xiao quien añade que el paso siguiente es llevar a cabo más estudios para identificar estos componentes.

Tomado de: www.abc.es

No hay comentarios: