22 de noviembre de 2014

La mitad de la población mundial, afectada por problemas de nutrición

La hambruna ha bajado 21% desde 1992, pero urgen objetivos más ambiciosos: FAO y OMS. Organismos internacionales y 170 gobiernos asisten en Roma a conferencia sobre alimentación.

Organizaciones internacionales y 170 gobiernos se comprometieron esta semana a combatir la malnutrición y dijeron que aunque la hambruna ha disminuido, la mitad de la población mundial es afectada de alguna manera por problemas nutricionales.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaron que la hambruna global ha bajado 21 por ciento desde 1992.

Sin embargo, personas que viven en una misma comunidad o incluso en el mismo hogar sufren en forma variable de hambre, deficiencias en micronutrientes y obesidad.

La FAO y la OMS llamaron a políticos, científicos, sociedad civil y sector privado a renovar esfuerzos para fijarse objetivos más ambiciosos y erradicar la desnutrición en el planeta.

Parte de nuestro desequilibrado mundo muere aún de hambre, y otra parte se ceba hasta la obesidad, hasta tal punto que la esperanza de vida vuelve a retroceder, recordó Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al arrancar la segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2).

Las agencias se reunieron en una conferencia con ministros de Salud, Alimentación y Agricultura de 170 países y adoptaron la Declaración de Roma sobre la alimentación y un marco de acción que incluye 60 recomendaciones para luchar contra la desnutrición, las carencias alimenticias y la obesidad.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, declaró a los delegados que la desigualdad social y de ingresos, y las brechas entre los niveles de nutrición son las más altas de las que se tenga memoria.

"Algo está mal. Parte de nuestro desequilibrado mundo aún se muere de hambre, mientras otras partes se llenan de comida a un nivel de obesidad tan propagado, que reduce las cifras de expectativa de vida y dispara el costo en salud a cifras astronómicas, sostuvo Chan.

La funcionaria afirmó que debería haber reglas sobre consumo máximo de alimentos para proteger a la población de enfermedades vinculadas a la dieta.

De acuerdo con la declaración sobre nutrición, las malas dietas y la falta de ejercicio son responsables de casi 10 por ciento de todas las enfermedades y discapacidades.

Chan criticó el intento por contener la propagación del virus del ébola en África occidental con la prohibición a la carne de caza. Si se prohíbe la caza, venta y consumo de esta comida, la gente muere de hambre, comentó.

Tenemos que ir más lejos. Nuestra responsabilidad es transformar estos compromisos en resultados concretos. Espero que en esta conferencia anunciemos objetivos que vayan más allá de lo que ya ha sido fijado insistió José Graziano da Silva, director general de la FAO.

Tomado de: www.jornada.unam.mx

No hay comentarios: