9 de mayo de 2015

Alerta mundial por las pastillas para adelgazar que "cocinan por dentro"

Tomado de: www.larazon.es

La Interpol ha emitido una advertencia de salud a nivel mundial sobre la amenaza que representan las mortales "píldoras de dieta" que pueden provocar que el que las tome se sobrecaliente y "literalmente le cocine" desde el interior, informa "The Independent".

El fármaco, conocido como DNP, se ha relacionado con la muerte de la mujer británica Eloise Parry en las últimas semanas y también ha dejado un francés en estado crítico en el hospital.

DNP fue utilizado por primera vez en Francia en la primera guerra mundial en la fabricación de explosivos, pero se descubrió que aumentó dramáticamente el metabolismo y causar una pérdida de peso significativa entre los trabajadores de la fábrica de bombas.

Posteriormente comenzó a comercializarse como una píldora para adelgazar, hasta el descubrimiento de una amplia gama de efectos secundarios dañinos que llevaron a la prohibición para el consumo humano a finales de 1930.

Sin embargo, un estudio advirtió el año pasado que el DNP se había vuelto a utilizar y que podía haber provocado al menos cinco muertes en el Reino Unido entre 2007 y 2013. Así, tras la solicitud de las autoridades sanitarias francesas, la Interpol ha emitido una alerta "naranja" para declarar que el DNP representa una "amenaza inminente" para los consumidores de todo el mundo.

"Aunque por lo general se venden en polvo de color amarillo o forma de cápsula, el DNP también está disponible en crema," dijo un portavoz de la policía. "Además de los peligros intrínsecos del DNP, los riesgos asociados con su uso se magnifican por las condiciones de fabricación ilegales.

"Además de ser producidos en laboratorios clandestinos sin normas de higiene, sin el conocimiento de fabricación especializada los productores también exponen a los consumidores una mayor posibilidad de sobredosis", añadió.

El DNP interfiere con la forma en que el cuerpo descompone las grasas y los hidratos de carbono, haciendo que la energía se libere en forma de calor en lugar de combustible útil para los músculos y las funciones corporales.

Antes de que fuera prohibida por primera vez en EE UU en 1938, las muertes reportadas notables de la droga incluyen la de un hombre que, después de una sobredosis literalmente, quedó cocinado hasta la muerte", con una temperatura corporal de 43,3 grados centígrados.

No hay comentarios: