29 de agosto de 2015

Ingredientes para curar la gota

Tomado de: www.elmundo.es

Desde la antigüedad, la gota ya era una enfermedad reconocida, que además afectó a grandes nobles de la historia. Pero pasados los siglos y los años, en las consultas de reumatología sigue tratándose esta patología producida por una acumulación de cristales de urato de sodio en las articulaciones, tejidos blandos y riñones. Esto sucede en organismos que no pueden eliminar los niveles de ácido úrico en la sangre originados por la constante destrucción y formación de células, pero también por la ingesta de algunos alimentos.

Uno de los síntomas más conocidos de esta enfermedad es la dolorosa inflamación del dedo gordo del pie, con calor local y un color brillante. Pero también puede afectar a otras articulaciones, como las del codo. A pesar de ello, según explica el doctor y vicepresidente de la Sociedad Española de Reumatología Fernando Pérez ,en la última década se ha demostrado que la gota es una dolencia que "puede ser oculta a los síntomas".

Aquellos pacientes que "son correctamete diagnosticados y siguen un tratamiento controlado adecuadamente", no solo tienen menor probabilidad de sufrir ataques de gota, sino que, además, están más cerca de ser curados. Porque, como recalca Pérez, esta enfermedad "se puede curar", ya que "con medicación se puede conseguir que los cristales se disuelvan y, a partir de ahí, mantener unos niveles de ácido úrico por debajo de lo habitual para evitar futuros depósitos".

Aunque siempre se ha asociado la gota con un estilo de vida descuidado y una dieta abusiva en carnes y alcohol por el alto contenido de purinas (se llama así a los compuestos con nitrógeno que se forman en las células o que entran en el cuerpo de forma externa a través de los alimentos), "sólo un tercio" se debe a la segunda opción. Es por ello que Pérez considere que "no se puede culpabilizar al paciente" de su dolencia.

Aun así, el cuidado en la comida y una vida ordenada, nunca resta. Aunque el efecto de la dieta sea pequeño, sí es importante para la salud de los pacientes. Julia Farré, dietista nutricionista, ofrece algunos consejos muy útiles también en la temporada de verano para aquellas personas que padecen la gota.

Alcohol, marisco y pescado azul, desaconsejados

En la lista de productos desaconsejados en personas con altos niveles de ácido úrico en sangre, el alcohol está en primera posición. Pero también el marisco y el pescado azul son perjudiciales por las purinas que contienen. Así pues, en estas fechas veraniegas mejor borrar de los planes las sardinas en la playa con una cerveza fría.

Sin embargo, es muy favorable consumir "una gran cantidad de verduras y hortalizas", así como beber gran cantidad de agua, porque como explica Julia, "la única opción para eliminar el ácido úrico de la sangre es a través de la orina".

También es conveniente evitar legumbres y comer pequeñas cantidades de carne, preferiblemente hervidas, ya que la "la cocción limpia la carne de purinas". Esto explica precisamente que los caldos, tanto de carne como de pescado, estén desaconsejados en estas personas, porque "recogen estas purinas".

Aunque siempre se ha dicho que el tomate no es buen amigo para quienes padecen la gota, no es del todo cierto. Puede ser un elemento más de la dieta, aunque "no debería comerse todos los días", según señala la especialista.

En cuanto a la fruta, como no se pueden eliminar por sus nutrientes, su consumo se tiene que "limitar a una pieza por día" debido al "alto contenido en fructosa, que sube el nivel de ácido úrico".

No hay comentarios: