5 de septiembre de 2015

Una dieta con alto contenido en fibra y poca grasa ayuda a prevenir el cáncer de colon

Tomado de: www.larazon.es

Una dieta con alto contenido en fibra y poca grasa puede ayudar a prevenir el cáncer de colon, aunque lo más importante es un diagnóstico precoz, según ha explicado el oncólogo quirúrgico de Cirugía Digestiva del MD Anderson Cancer Center de Madrid, el doctor Oscar Alonso, en una entrevista a Europa Press. El cantante de Jarabe de Palo, Pau Donés, recientemente operado de cáncer de colon, aseguró que "con el cáncer, lo de más vale prevenir que curar cobra todo el sentido"; sin embargo, es más importante el diagnóstico precoz que la prevención, según ha señalado el doctor Alonso, que ha afirmado que no existen alimentos que provoquen o prevengan directamente esta enfermedad, aunque una dieta con alimentos ricos en fibra y poca grasa y evitar la obesidad pueden ser beneficiosos. "Solo el 5 por ciento de los casos tiene un factor genético, el resto son casos esporádicos en los que influyen los factores medioambientales y la dieta", ha señalado.

Los principales síntomas que pueden indicar que hay que visitar al médico son el sangrado persistente por el ano; un cambio en el ritmo de deposiciones, tanto hacia la diarrea como hacia el estreñimiento; anemia; pérdida de peso; y la sensación de no haber evacuado completamente tras hacer de vientre. Y aunque no se presenten estos síntomas, Alonso ha aconsejado que "por encima de los 50 años todo el mundo debería hacerse al menos una prueba de diagnóstico". La detección de sangre oculta en las heces y la colonoscopia son las dos principales pruebas que se realizan para detectar el cáncer de colon. Alonso ha explicado que la colonoscopia es más "resolutiva", ya que "trata de detectar lesiones precoces, que se llaman pólipos, y que en unos años pueden acabar desarrollando un cáncer de colon, y permite también quitarlos".

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, si se detecta el cáncer de colon en una fase precoz, la supervivencia a los 5 años se sitúa por encima del 90 por ciento, mientras que en un estadio avanzado se sitúa en menos del 8 por ciento. "La mayoría de los casos actualmente se detectan en fases precoces, en los que hay una gran supervivencia", ha señalado Alonso. Tras el diagnóstico, existen varios tratamientos disponibles que dependen de la fase en la que se encuentre la enfermedad. En una etapa temprana, se puede extraer el tumor con una colonoscopia, mientras que en lo que se conoce como cáncer infiltrante se requiere cirugía. Ante la metástasis, hay que recurrir a un tratamiento multidisciplinar que incluya cirugía, radioterapia o quimioterapia.

No hay comentarios: