5 de diciembre de 2015

Los refrescos y los dulces sin azúcar también pueden dañar a los dientes

Tomado de: www.nlm.nih.gov

Incluso los refrescos, las bebidas deportivas y los dulces sin azúcar pueden dañar a los dientes, advierte un estudio reciente.

Los investigadores australianos evaluaron 23 productos sin y con azúcar, que incluían refrescos y bebidas deportivas, y encontraron que algunos aditivos ácidos y los niveles bajos de pH (una medida de la acidez) dañan a los dientes, aunque estén libres de azúcar.

"Muchas personas no saben que aunque reducir la ingesta de azúcar sí reduce el riesgo de caries, la mezcla química de ácidos en algunos alimentos y bebidas puede provocar erosión dental, una afección igual de nociva", dijo Eric Reynolds. Reynolds es profesor distinguido y director ejecutivo del Centro de Investigación Cooperativa sobre la Salud Oral de la Universidad de Melbourne.

La erosión dental ocurre cuando el ácido disuelve los tejidos duros del diente. "En sus primeras etapas, la erosión quita las capas superficiales del esmalte dental. Si progresa a una etapa avanzada, puede exponer la pulpa blanda dentro del diente", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

Reynolds y sus colaboradores hallaron que la mayoría de refrescos y bebidas deportivas hacían que el esmalte se ablandara entre un 30 y un 50 por ciento. Los refrescos y aguas minerales de sabores tanto sin como con azúcar provocaron una pérdida mensurable de la superficie dental.

De las ocho bebidas deportivas evaluadas, seis provocaron pérdida del esmalte dental. Los investigadores también encontraron que muchos caramelos sin azúcar contienen unos niveles altos de ácido cítrico, y pueden erosionar el esmalte dental.

Que algo no contenga azúcar no necesariamente significa que sea seguro para los dientes, advirtió Reynolds. El estudio resalta la necesidad de una mejora en la etiqueta de los productos y la información para el consumidor, para ayudar a las personas a elegir alimentos y bebidas que sean seguros para sus dientes, añadió.

Reynolds ofreció varios consejos para ayudar a proteger los dientes. Revise las etiquetas de los productos para ver si contienen aditivos ácidos, sobre todo ácido cítrico y ácido fosfórico. Beba más agua (preferiblemente con flúor) y menos refrescos y bebidas deportivas. Y por último, tras consumir bebidas y alimentos ácidos, lávese la boca con agua y espere una hora antes de cepillarse los dientes. Cepillarse de inmediato puede eliminar el esmalte ablandado, advirtió.

No hay comentarios: