7 de mayo de 2016

El cacao aporta efectos antioxidantes y antiinflamatorios

Tomado de: www.larazon.es

El cacao, aunque no es un alimento propio de la dieta mediterránea, aporta importantes beneficios a la salud, especialmente a la cardiovascular, por sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, según ha asegurado el consultor sénior en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic, Ramón Estruch, con motivo de la celebración del 'XI Congreso Internacional de la Dieta Mediterránea'.

En concreto, los polifenoles del cacao producen efectos vasodilatadores que favorecen el control de la tensión arterial, incrementan la sensibilidad a la insulina que mejora el metabolismo de la glucosa, mejoran el perfil lipídico y reducen la función y actividad de las plaquetas, además de tener un potente efecto antiinflamatorio. Por tanto, a mayor cantidad de polifenoles, mayor protección frente a enfermedades cardiovasculares, cáncer, deterioro cognitivo.

"El cacao es muy rico en un tipo específico de polifenoles, los flavonoides. Y, dentro de los flavonoides, los flavanoles son los encargados de estimular la producción del óxido nítrico en las arterias, una enzima que dilata los vasos sanguíneos, con lo que mejora la circulación y reduce la presión arterial", ha apostillado el también presidente del Congreso de la Dieta Mediterránea y del comité científico del Observatorio del Cacao.

De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria reconoce como alegación de salud el papel del cacao en el mantenimiento de la elasticidad de los vasos sanguíneos y, por tanto, su utilidad en la prevención de la hipertensión. Asimismo, durante el encuentro se han mostrado nuevos datos sobre las propiedades que hacen del cacao un candidato ideal para entrar a formar parte de la nueva dieta mediterránea.

Ayuda a reducir la presión arterial


Entre ellos, el profesor del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Wageningen (Holanda), Peter Hollman, ha asegurado que existen evidencias sobre una asociación inversa entre el cacao y la enfermedad cardiovascular y que, además, ensayos clínicos han establecido que el cacao podría reducir la presión arterial, mejorar la función vascular y reducir la resistencia a la insulina.

Del mismo modo, un meta-análisis de 42 ensayos controlados aleatorios a partir de las bases de datos Medline, Embase y Cochrane sobre chocolate, cacao o flavan-3-oles, con un total de 1.297 participantes, mostró que el chocolate y el cacao mejoraban la resistencia a la insulina debido a una reducción significativa del nivel de insulina en suero. Asimismo, la disfunción endotelial (una de las primeras manifestaciones de la arteriosclerosis y la enfermedad cardiovascular), medida mediante el grado de dilatación arterial mediada por flujo, mejoró tras ingestas agudas o crónicas de cacao.

También observaron una reducción de las presiones arteriales diastólica y media y cambios significativos en las concentraciones plasmáticas de HDL. En concreto, el chocolate y el cacao mejoraron la dilatación vascular mediada por flujo independientemente de la dosis consumida, aunque las dosis mayores de 50 miligramos de epicatequina, un tipo concreto de polifenoles muy abundante en el cacao, se tradujeron en mayores efectos en las presiones arteriales sistólica (el valor máximo) y diastólica (el valor mínimo).

No hay comentarios: