2 de julio de 2016

Contenido de sodio en panes y bocadillos subió casi un 100% en 18 años

Tomado de: www.nacion.com

El sodio contenido en los panes y bocadillos (snacks) más consumidos en Costa Rica aumentó casi un 100% en los últimos 18 años.

Esta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa). El reporte, revelado la tarde de este miércoles, consistió en comparar los resultados de análisis anteriores hechos en 1994 y 2012.

Los investigadores se concentraron en cinco tipos de pan de diferentes marcas (dos artesanales y tres panes empacados). Los productos seleccionados fueron los conocidos como baguette, "manita" o francés, cuadrado blanco, cuadrado integral y el pan de perros calientes.

Esta selección fue hecha con base en los productos señalados como de mayor consumo en la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos (ENIG). Asimismo se analizaron tres tipos de bocadillos de diferentes marcas: los extruidos (popularmente llamados inflados), tostados y fritos. Todas las muestras se recolectaron en establecimientos comerciales del Gran Área Metropolitana (GAM) entre marzo del 2011 y julio del 2012.

La muestra total fue de 99 panes diferentes y 84 snacks.

Al comparar los resultados obtenidos en los análisis de 1994 y 2012 se encontró que el pan de bollito o "manita" pasó de 232 a 481 miligramos de sodio por cada 100 gramos (Na/100g), el cuadrado blanco subió de  374 a 616 mg de Na/100g  y el pan cuadrado integral pasó de 455 a 720 mg de Na/100mg.

En los bocadillos, se encontraron niveles de entre 276 hasta 1.221 mg de sodio por cada 100 gramos de producto, todos ellos considerados como elevados.

El documento estima que alimentos como panes y productos de panadería junto con los snacks o bocadillos, así como categorías incluidas dentro de los cereales y derivados, aportan el 48% de la sal que se consume al día.

La forma principal de sodio se obtiene de la sal, pero algunos productos comerciales utilizan este mineral también como preservante.

"Es importante estar informado de cuánta cantidad de sodio tiene lo que consumimos. Por ejemplo, el pan integral es algo que normalmente se aconseja en personas que quieren mantener su salud. Es cierto que tiene más fibra y favorece la digestión, pero también tiene más sodio. Esto no quiere decir que debamos dejar de comerlo, es solo que si ya nos comimos una tajada, no nos vamos a comer cuatro", comentó Marielos Montero, una de las investigadoras.

¿Por qué es peligroso?

Los daños del abuso del sodio en el organismo humano ya han sido documentados por diferentes estudios médicos. Estos documentos señalan que altos niveles de este mineral provocan que el cuerpo retenga agua y se genere presión en las paredes de los vasos sanguíneos y en los riñones.

Otros especialistas señalan también como consecuencias una mayor acidez en el estómago, sobrecarga en el cuerpo y envejecimiento de los vasos sanguíneos.

Por estas razones, los nutricionistas piden consumir un máximo de una cucharadita diaria de sal.

Sin embargo, los costarricenses parecen no hacer caso de esta medida, recomendada desde el 2010. Estudios anteriores del Inciensa señalan que los ticos le adicionan a la comida siete gramos diarios de sal, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como límite cinco gramos (una cucharadita).

"Es solo tener un poco de conciencia y no abusar. Las personas pueden comerse un pedazo de baguette con queso y eso no es problema, pero entonces lo que se debe hacer es no abusar de salsas ni ponerle más sal", dijo Montero.

Alianza con la industria

El Inciensa creo en 2014 una alianza con la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) para buscar un mejor balance de sodio en los productos. La idea es que se baje el contenido de sodio en los productos a niveles mínimos antes del 2018.

"Esta alianza es fundamental pues va a contribuir  a mejorar  la salud pública, ya que la evidencia científica ha demostrado la relación directa que existe entre el consumo excesivo de sodio y el desarrollo de la hipertensión, la cual representa un factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares; primera causa de mortalidad en el país", manifestó Adriana Blanco, coordinadora del Programa nacional para la reducción de sal/sodio en Costa Rica.

Para Montero, la idea es hacerlo poco a poco para que el consumidor no note la diferencia en su paladar, pues si se hace tajantemente es posible que si note un cambio brusco en el sabor.

Tome nota

Estos consejos pueden ayudarle a tener más bajos los niveles de sodio en su cuerpo.
  • Revise el etiquetado de sus alimentos y compre los que contengan menos sodio.
  • No agregue sal a sus ensaladas, utilice otros condimentos.
  • Retire el salero de la mesa.
  • Si va a comprar productos empacados, busque los que digan "bajo en sodio".
  • Ponga menos sal a la hora de preparar los alimentos
  • Evite enviar sal y salsas en las loncheras
  • Escurra bien productos enlatados que contienen sal

No hay comentarios: