6 de agosto de 2016

Aprenda a escoger las mejores frutas y verduras

Tomado de: www.nacion.com

Si desea tener una alimentación balanceada, las frutas y verduras son indispensables en su mesa. Pero, ¿cómo saber cuándo estos productos están en buenas condiciones para consumirlos, ya sea de inmediato o dentro de unos días? ¿Cuáles son los signos externos que dan cuenta de su calidad o de su grado de maduración?

Una de las principales recomendaciones es planificar antes de salir de compras, para saber no solo cuáles alimentos se requieren, sino también en qué fecha aproximada serán consumidos en el hogar.

“De eso va a depender la maduración con que se elija una fruta o verdura. Si esta se va a consumir pronto, entonces se debe elegir una que esté en su punto y, si no, escoger una más verde”, afirma la nutricionista María Lucía Fernández. Esto evitará el desperdicio.

Ojo y tacto

Las etapas de maduración varían en las distintas frutas y verduras, pero un buen consejo, sobre todo para aquellas que crecen colgadas de un árbol, es fijarse en su parte superior. Esto aplica, por ejemplo, para los aguacates o las peras.

“Si el área superior está suave al tacto, eso indica que el alimento está maduro. También, cuanto más maduros están, más brillantes se ponen; ese es otro indicativo”, comentó Fernández, quien labora para la cadena Automercado.

En el supermercado, el orden en que se realizan las compras también debe considerarse, pues podría afectar la calidad de los productos.

En ese sentido, la nutricionista hizo la siguiente recomendación: “Las frutas, vegetales y carnes deben comprarse de último, para evitar ponerles cosas encima en el carrito de compras, y para no tenerlos mucho tiempo fuera de su temperatura ideal”.

Manipulación

Asimismo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aconseja prestar atención a la forma en que se colocan las frutas y verduras en el carrito.

Sugiere ponerlas “en bolsas separadas de la carne cruda, las aves, los pescados y mariscos” .

Además, recomienda no adquirir frutas y verduras magulladas o dañadas, incluso por razones de seguridad alimentaria.

En caso de que decida comprar frutas que han sido previamente partidas, como suele suceder con la guanábana o la sandía, lo recomendable es que adquiera aquellas que están refrigeradas, o bien, rodeadas por hielo, aconseja la FDA.

Y si adquiere hortalizas como la lechuga, fíjese con cuidado en las hojas. Estas deben verse bien “vivas”, comentó Fernández. Otro aspecto clave es que sus hojas no contengan tierra.

“Si está sucia, eso podría sugerir que, luego de cortada, no recibió una adecuada manipulación. Entonces hay que ver cuán contaminada está. Además, debe evitarse escoger aquellas que estén en la urna del supermercado estrujadas con otros vegetales”, explicó Fernández.

Más ‘tips’ para una buena elección
 
Estación. Busque consumir frutas y verduras que sean de temporada. Así se asegurará que el producto tendrá mejor calidad que en otras épocas. También mejor precio y sabor. 

Climatérico. Si el producto es climatérico (se sigue madurando después de cosechado) como la papaya y el banano puede que cambie su aspecto luego de adquirido. Mientras que los no climatéricos (su maduración se detiene apenas son cosechados), como las uvas o manzanas, se mantendrán igual que el día que los compró en el supermercado. 

Arcoiris. Seleccione frutas y verduras de diferentes colores, porque entre más variedad escoja, mayor cantidad de vitamina, minerales y antioxidantes va a estar recibiendo en su organismo.

No hay comentarios: