15 de octubre de 2016

Costarricenses ganaron un año de vida saludable

Tomado de: www.nacion.com

Cuando un costarricense nace, su esperanza promedio de vida es de 79 años. Sin embargo, hay aún un indicador más importante: la esperanza de vida saludable, es decir, los años en los que la persona disfruta su existencia con buena salud, calidad y sin discapacidades.

Los ticos acaban de "ganar" un año de vida saludable. Hoy, al nacer, contamos con 70,27 años de buena salud y un poco menos de nueve años con poca calidad de vida. Esta última incluye resfríos, depresiones, enfermedades crónicas y las secuelas de la discapacidad provocada por enfermedades o accidentes, que podríamos enfrentar a lo largo de nuestra existencia.

Hace tres años, el indicador de vida saludable estaba en 69 años y la meta es llegar a los 70,49 años en el 2018.

Además, una vez que una persona cumpla los 65 años de edad, su esperanza de vida saludable puede mantenerse 15 años más, hasta los 80.

Así lo señala el estudio Global Burden of Disease, elaborado por el Instituto de Mediciones y Evaluaciones en Salud (IHME, por sus siglas en inglés), ubicado en la Universidad de Washington. Este reporte fue publicado en la más reciente edición de la revista médicaThe Lancet.

Dicha investigación también señala que los hombres ticos alcanzaron una mejoría levemente mayor que las mujeres en este índice, pues ellos vieron aumentada su esperanza saludable en 1,23 años y ellas solo en 0,85 años.

No obstante, vale aclarar que, en términos generales, las ticas tienen más años con buena salud, pues su índice es de 71,85 años, mientras que la de los hombres es de 69,23 años.

Estas cifras son mayores al promedio mundial que es de 64 años: 61 años para los hombres y 67 para las mujeres. El país con más años saludables para los hombres es Singapur, con 72,3 años, y para las mujeres es Andorra en Europa, con 76,3 años. Por su parte, la nación con menos vida saludable, tanto para hombres como para mujeres, es Lesoto (en África): 39,1 años para ellos y 43,8 para ellas.

Lo que nos destaca y lo que podríamos mejorar

¿Cuáles son las enfermedades que más impactan el bienestar de los hombres y las mujeres costarricenses? El documento indica que son los males cardíacos, los dolores de espalda, los desórdenes depresivos, las pérdidas auditivas y la diabetes.

"El estudio nos dice que, como país, estamos abordando los factores de riesgo y adoptamos prácticas saludables, como hacer ejercicio físico, dejar de fumar, controlar el estrés. Pero también nos muestra que debemos reforzar la atención de la salud mental y el control de enfermedades cardiovasculares", comentó María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Otro factor que contribuye a que los ticos destaquemos en estos índices es que en Costa Rica se ubica uno de los sitios con  mayor longevidad en el mundo: la llamada zona Azul de la Península de Nicoya, donde la población mayor de 80 años vive muy bien.

Sin embargo, hay otros factores que nos restan a los costarricenses años de vida saludable, así como esperanza de vida al nacer. Los accidentes de tránsito, los accidentes laborales, los homicidios y los suicidios hacen que muchas personas mueran de forma prematura.

"La violencia es una variable que debe tomarse en cuenta. Los homicidios, suicidios y accidentes hacen que sea muy difícil subir más la esperanza de vida saludable", comentó Jaqueline Castillo, investigadora de la CCSS que colaboró con datos y análisis para el estudio.

¿Cómo se hizo el estudio?

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron un indicador conocido como Evisa (años de vida saludables) que calcula cuántas personas mueren, a qué edad (según cada enfermedad o accidente) y cuántas personas continúan vivas pero con poco bienestar. Para ello se analizaron 249 causas de muerte, 315 enfermedades y 79 factores de riesgo en 195 naciones.

Así se determinó cuántos años vive con salud la población mundial y cada país.

Esto no quiere decir que sean los últimos años de la existencia los que se viven con poca salud o mala calidad de vida, ya que las enfermedades o accidentes pueden suceder en cualquier momento.

En el mundo

El reporte indica que la esperanza de vida al nacer subió 10,6 años en la última década y media, pero que los años de vida saludable solo han aumentado 6,1 años en este período. No obstante, en cuatro países –Lesoto, Siria, Libia y Afganistán– este indicador más bien descendió.

La investigación también muestra que las disparidades abundan: mientras que en los países desarrollados la calidad de vida se ve impactada por diabetes, hipertensión, obesidad y males cardíacos; en las naciones más pobres y a pesar de algunos avances importantes, la desnutrición, la falta de acceso a agua potable y a medicamentos, causan serios inconvenientes.

No obstante, hay males comunes en todo el orbe: dolores de cabeza, de muelas, caries y pérdida de visión y oído, que afectan a una de cada 10 personas en el mundo, sin importar el país donde vivan o su condición socioeconómica.

Desde nuestro metro cuadrado

¿Cómo mejorar nuestra propia esperanza de vida saludable? Castillo asegura que el tener un buen estilo de vida hace que sean más fáciles de sobrellevar las enfermedades de tipo genético.

"Hacer ejercicio, comer frutas y verduras y poca cantidad de comidas grasosas, no fumar y manejar el estrés es vital. En esto de manejar el estrés es muy importante dormir bien. Con todo esto vamos no solo a aumentar las posibilidades de vivir más años, también de vivir mejor", concluyó la especialista.

No hay comentarios: