7 de enero de 2017

8 hábitos saludables que deberá adquirir a los 20 años

Tomado de: www.elmundo.es

Cuando se despertó esta mañana, ¿qué es lo primero que hizo? ¿Mirar su correo electrónico, darse una ducha o comerse un donut? Y para comer, ¿ensalada o hamburguesa? Cuando llegó a casa tras el trabajo, ¿se calzó las zapatillas de running o se sentó a cenar frente al televisor? La mayoría de elecciones del día a día parecen fruto de decisiones tomadas a conciencia, pero no lo son. Se trata de hábitos adquiridos. Y aunque cada una de estas actuaciones significan muy poco por sí solas, sumadas tienen un enorme impacto en su futuro. Esto es todavía más cierto en la veintena, cuando estos hábitos aún se están formando.

Los patrones que elija a esta edad repercutirán en su salud, productividad, seguridad financiera y felicidad el resto de su vida. Así lo aseguran los expertos. Mientras que la mayoría de los jóvenes no se preocupan mucho por estas cuestiones, los estudios publicados al respecto demuestran que las decisiones de estilo de vida que tomamos a los 20 tienen un efecto dramático con la edad. Una investigación de la Universidad Northwestern, de hecho, puso de manifiesto que los buenos hábitos en esta década están directamente asociados con un menor riesgo de enfermedad cardíaca en la mediana edad. Ese estudio ejemplificó que la mayoría de las personas que adoptaron cuatro hábitos saludables a los 20 (consumo moderado de alcohol, no fumar, una dieta saludable y actividad física regular) se mantuvieron sanas a los 50.

Según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, una cantidad desproporcionada del peso que ganamos en la vida se acumula a nuestros 20 años. Sin embargo, los jóvenes a menudo pasan muchas horas en el trabajo, por lo que para ellos es más difícil hacer ejercicio y comer bien. Se enfrentan a la presión por un buen futuro laboral, los desafíos románticos, los problemas de dinero y el estrés familiar. ¿Quién tiene tiempo para pensar en la salud a largo plazo?

Para facilitar la tarea, un grupo de expertos proponen ocho hábitos recogidos por el New York Times de los que ZEN quiere hacerse eco, obviando no fumar o el consumo de drogas ilegales, pues se sobreentiende que no ayudarán en el camino hacia una mejor salud. Tome nota, su futuro le recompensará.

1. Pésese a menudo.Susan Roberts, profesora de nutrición en la Universidad de Tufts. "Compre una báscula de baño o use una en el gimnasio y pésese con regularidad. Si mantiene su peso a raya es más fácil bajar un par de kilos que perder 20".

2. Aprenda a cocinar.Barbara J. Rolls, profesora de Ciencias Nutricionales. "Aprender a cocinar le ahorrará dinero y le ayudará a comer sano. Aumente la ingesta de verduras y frutas y otros ingredientes ricos en nutrientes. A medida que experimente con nuevas técnicas de cocción, reducirá las grasas no saludables, azúcar y sal, así como el exceso de calorías que se encuentran en muchos alimentos preparados. Su objetivo debe ser desarrollar un patrón de alimentación nutritiva y sostenible que le ayudará no sólo a estar bien, sino también a controlar su peso".

3. Reduzca el azúcar. Steven E. Nissen, presidente de medicina cardiovascular en la Cleveland Clinic Foundation. "Sugiero que los jóvenes traten de evitar el exceso de azúcar eliminando las fuentes más comunes de consumo: 1) refrescos azucarados 2) cereales de desayuno con azúcar añadido y 3) la adición de azúcar de mesa a los alimentos. La ingesta excesiva de azúcar se ha relacionado con la obesidad y la diabetes, que contribuyen a las enfermedades del corazón. El azúcar representa "calorías vacías" con ninguno de los nutrientes importantes necesarios en una dieta equilibrada".

4. Lleve una vida activa. Walter Willett, presidente del departamento de nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard. "Muchas personas no pueden encontrar tiempo para una rutina de ejercicios programados, pero eso no significa que no puedan estar activos. Realice actividad física en su vida diaria. Dedique 20 ó 30 minutos a la actividad física cada día, incluyendo andar en bicicleta o caminar rápidamente a trabajar".

5. Aumente la ingesta de verduras.Marion Nestle, profesora de nutrición, estudios de alimentos y salud pública en la Universidad de Nueva York. "La ciencia de la nutrición es complicada y debatida sin fin, pero los fundamentos están bien establecidos: coma muchos alimentos vegetales y manténgase activo".

6. Controle las raciones.Lisa R. Young, profesora adjunta de nutrición en la Universidad de Nueva York. "Mi consejo sería no prohibir grupos de alimentos enteros, sino practicar el control de raciones, que no significa que tengan que ser pequeñas y de todos los alimentos, sino todo lo contrario. Está bien comer raciones más grandes de alimentos saludables, como verduras y frutas. Nadie engordó a base de comer zanahorias o plátanos. Tome raciones más pequeñas de alimentos no saludables, como dulces, alcohol y alimentos procesados. Cuando coma fuera, deje que su mano sea su guía. Una ración de proteína, como pollo o pescado, debe ser del tamaño de la palma de su mano".

7. Adopte una rutina de ejercicios tras el fútbol.Barry Popkin, profesor de nutrición en la Universidad de Carolina del Norte. "Asegúrese de quemar esas calorías de más que ingiere de viernes a domingo. Según un estudio, los adultos jóvenes consumen alrededor de 115 calorías más que en otros días, principalmente de grasa y alcohol".

8. Encuentre un trabajo que le guste.Hui Zheng, profesor asociado de sociología, salud de la población, Ohio State University. "La investigación de la Universidad Estatal de Ohio reveló que la vida laboral en sus 20 años puede afectar a su salud mental de mediana edad. Las personas que son menos felices en sus trabajos son más propensas a la depresión, el estrés y a tener problemas de sueño. Si sólo pudiera dar un consejo de salud para los jóvenes de 20 años, sugeriría encontrar un trabajo que les apasione. Esta pasión puede mantenerles motivados, ayudarles a encontrar sentido en la vida y aumentar las expectativas sobre su futuro. Eso a su vez les hará más comprometidos en la vida y adquirirán comportamientos más saludables, que tendrán beneficios a largo plazo para su bienestar".

No hay comentarios: