14 de enero de 2017

Hacer ejercicio solo los fines de semana también bajaría riesgo de muertes por cáncer y males cardíacos

Tomado de: www.nacion.com

Si usted es de las personas que solo tiene tiempo de ejercitarse durante los fines de semana, hay buenas noticias: eso es muchísimo mejor que quedarse sin hacer nada.

Aunque siempre será más beneficioso realizar 150 minutos de ejercicio durante tres o más días, hacerlo solo sábado o domingo, puede ser suficiente para bajar el riesgo de morir de cáncer o de enfermedades cardiovasculares.

Así concluye un estudio llamado Weekend Warriors ("Guerreros de fin de semana", título dado a quienes hacen toda su rutina de ejercicios semanal durante sábado y domingo o solo uno de estos dos días). La investigación fue llevada a cabo por la Universidad de Sidney (Australia) y fue publicada en la revistaJAMA Internal Medicine.

Los investigadores vieron que estos "guerreros" muchas veces, incluso, hacen más de 300 minutos de actividad física en estos dos días. Es decir, se esfuerzan más que quienes se ejercitan a lo largo de la semana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar 30 minutos de actividad física moderada al día, o bien, 150 minutos semanales distribuidos en tres o más días diferentes. En el caso de ejercicio vigoroso, el consejo es de 75 minutos semanales.

"Saber que el riesgo de muerte por cáncer o males del corazón también es menor en quienes solo hacen ejercicio una o dos veces por semana es muy reconfortante para un grupo de la población, aún en quienes no llegan a los 150 minutos semanales recomendados por la OMS", comentó, en un comunicado de prensa, Emmanuel Stamatakis, autor principal del estudio.

"No obstante, para sacarle los resultados óptimos a la actividad física, siempre es recomendable llegar al tiempo recomendado e incluso hacer un poco más de ejercicio", agregó.

El estudio

La investigación tomó en cuenta a 63.591 individuos mayores de 20 años (45,9% hombres, 54,1% mujeres) a quienes se les dio seguimiento durante nueve años.

Se les dividió en cuatro grupos según su nivel de actividad física: inactivos (que no realizaban ningún tipo de actividad física), insuficientemente activos (que realizaban menos de 150 minutos de ejercicio moderado a la semana o menos de 75 minutos de ejercicio vigoroso), "guerreros de fin de semana" (quienes solo hacen ejercicio una o dos veces por semana, la mayoría de estos sí sobrepasaban los 150 minutos moderados o 75 vigorosos), y regularmente activos, (quienes realizan más de 150 minutos de actividad física moderada y o más de 75 minutos de actividad vigorosa cada semana, pero divididas en tres o más días semanales).

Durante los nueve años que duró el estudio hubo 8.802 muertes, de ellas, 2.780 fueron por enfermedades cardiovasculares, y 2.526 de cáncer.

Los científicos vieron que, si se comparaban con las personas del grupo inactivo, las muertes eran un 31% menores en quienes eran insuficientemente activos, un 30% menos en los guerreros de fin de semana y un 35% menores en los regularmente activos.

Cuando se analizaron las muertes por enfermedades del corazón se vio que, al compararlas con el grupo inactivo, el grupo insuficientemente activo tuvo una mortalidad de 37%, y tanto los guerreros de fin de semana como los regularmente activos tuvieron un 41% menos.

Finalmente, cuando se estudiaron las muertes por cáncer y se compararon con los inactivos, los insuficientemente activos registraron una mortalidad 14% menor, los guerreros de fin de semana un 18% menor y los regularmente activos un 21% menor.

"Si las personas sienten que mejor no hacen ejercicio porque no tienen tanto tiempo como el que se recomienda, nuestros resultados les dicen que mejor aprovechen ese tiempo, por pequeño que les parezca, pues los riesgos de morir por estas enfermedades siguen siendo menores que en quienes no hacen ejercicio del todo", concluyó Stamatakis.

No hay comentarios: