21 de enero de 2017

Las mujeres que no practican ejercicio tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama

Tomado de: www.elmundo.es

Las mujeres que no realizan ningún tipo de ejercicio físico tienen un 71% más de riesgo de desarrollar cáncer de mama que aquellas que sí lo practican, tal y como ha demostrado un estudio realizado por el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y cuyos resultados han sido publicados en la revista Gynecologic.

Aunque en diversas investigaciones ya se han constatado las beneficios que aporta la práctica regular de ejercicio físico para la salud, hasta ahora no se conocía el efecto preventivo real que tiene sobre la aparición de cáncer de mama en mujeres pre y postmenopáusicas. Además, este trabajo es el primero en tener en cuenta el estatus de este tipo de cáncer de mama (HER2) y en proporcionar información sobre el efecto del ejercicio en distintos subtipos tumorales.

Para llevarlo a cabo, los expertos, liderados por la investigadora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y miembro del Grupo de Trabajo de Tratamientos Preventivos Heredofamiliar y Epidemiología de GEICAM, Marina Pollán, analizaron a 1.017 pacientes recién diagnosticadas de entre 18 y 70 años de servicios de Oncología Médica de 23 hospitales de 9 comunidades autónomas.

Por cada una de estas mujeres, los investigadores analizaron a otra mujer sana de su misma edad, que viviera en su misma área y con la que no tuviese ningún vínculo familiar. A las que ya estaban diagnosticadas se les preguntó sobre la práctica de ejercicio físico que realizaban en su tiempo libre, cuántas veces a la semana y durante cuánto tiempo un año antes de recibir el diagnóstico.

De esta forma, calcularon las horas de gasto metabólico a la semana y, con el objetivo de saber si la actividad realizada cumplía con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de realizar 150 minutos semanales de actividad moderada, lo científicos elaboraron un nuevo indicador traduciendo la recomendación de caminar enérgicamente durante al menos 30 minutos cada día.

Tras dividir a las mujeres que cumplían esta recomendación, las que realizaban ejercicio físico pero no lograban cumplir este objetivo y las que tenían una vida totalmente sedentaria, descubrieron que estas últimas tenían un 71% más riesgo de desarrollar cáncer de mama. "Además, no hemos encontrado diferencias entre los subtipos tumorales, si bien si hemos detectado que el efecto protector es un poco mayor en las mujeres premenopáusicas", ha argumentado la doctora Pollán.

Del mismo modo, la investigación, que se ha realizado gracias a la financiación de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Fundación Cerveza y Salud 2005, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el Ministerio de Economía y la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), ha sugerido que los beneficios del ejercicio pueden ser mayores en mujeres sin hijos. 

Reduce el riesgo de recaídas en pacientes con cáncer de mama 

Por otra parte, los investigadores de GEICAM han hallado que el efecto protector de la actividad física, acorde con las recomendaciones internacionales, es mayor en mujeres con cáncer de mama HER2 positivo y en las que tienen receptores hormonales positivos que en las que padecen el tumor triple negativo.

En este punto, la miembro del Comité Científico de GEICAM, Ana Lluch, ha comentado una investigación realizada por el Dana-Farber Cancer Institute de Boston y presentada en el 39 San Antonio Breast Cancer Simposio (SABCS), celebrado recientemente en San Antonio (Estados Unidos), que muestra que realizar 180 minutos de actividad aeróbica a la semana o 40 minutos de entrenamiento intenso reduce el riesgo de recaída en mujeres con cáncer de mama de recién diagnóstico.

"Se trata de un estudio pequeño pero que ha puesto de manifiesto importantes conclusiones, ya que el 50%de las mujeres que participaron disminuyeron su riesgo de recaída cuando practicaron ejercicio físico", ha comentado Lluch, para comentar que esto podría ser el mismo beneficio que aporta el tratamiento adyuvante a la hora de reducir las recaías y alargar la supervivencia.

Finalmente, las expertas han informado de que GEICAM va a poner en marcha este año el 'Proyecto de Ejercicio Oncológico' con el triple objetivo de liderar la investigación sobre los beneficios del ejercicio en la evolución del cáncer, generar una red de especialistas en la materia y divulgar sus ventajas a pacientes, instituciones y población general.

No hay comentarios: