1 de julio de 2017

Alimentarse adecuadamente: ¡una prioridad!

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Muchas veces se piensa que cuidar la alimentación, o llevar un dieta específica, es sólo necesario si uno quiere perder peso o tal vez si tiene alguna enfermedad o padecimiento.

Lo cierto es que todos deberíamos prestar atención a lo que comemos diariamente, y procurar mantener hábitos saludables como hacer ejercicio e hidratarnos bien. ¿Por qué?

Porque nuestra dieta diaria, o sea todo lo que comemos regularmente, determina nuestro estado de salud y no solo el peso. 

He visto en mi consulta personas que se ven delgadas, pero por su alimentación y estilo de vida tienen un porcentaje de grasa muy alto, y eso significa el mismo riesgo para la salud que si fueran obesos. De igual forma pueden tener niveles altos de colesterol y/o triglicéridos, o inclusive mostrar valores elevados de azúcar en la sangre.

Todo esto no significa que entonces debamos obsesionarnos con comer todo sano siempre y privarnos de algunas cosas que nos gustan. ¡A todos nos puede gustar una hamburguesa o pizza o helados o dulces! Pero debemos aprender a hacer un balance.

Podemos tratar de comer comidas más sanas entre semana y dejar las comidas rápidas u otros "gustos" para el fin de semana. Podemos tratar de incluir frutas y vegetales diariamente, aunque de vez en cuando nos comamos un chocolate. Esos pequeños cambios pueden hacer gran diferencia en nuestra salud.

Y es importante que no pongamos una edad para empezar a cuidar lo que comemos. Es algo que deberíamos hacer inclusive con los niños desde edades tempranas. No pensar que ya luego tendrán tiempo para cuidarse. Pensemos que en la actualidad, se están diagnosticando cada vez más temprano enfermedades crónicas como la hipertensión o la diabetes tipo 2, y son padecimientos que perfectamente podríamos prevenir con nuestro estilo de vida.

Los invito a empezar a hacer cambios en su estilo de vida, pequeños o grandes, ¡todo cuenta! Al final, ser saludable no se trata de hacer todo perfecto: las comidas perfectas, el ejercicio todos los días o tomar solamente agua siempre. Se trata de que seamos constantes con esos cambios que vamos haciendo. ¡Verán que vale la pena!

No hay comentarios: