23 de marzo de 2018

Que la Semana Santa no le traiga unos kilos de más

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Además de la época navideña y de fin de año, existe otro momento en que también se puede dar una subida de peso: la Semana Santa. Tenemos muchas preparaciones tradicionales, usualmente ricas en calorías, y además es época de vacaciones y para muchos implica irse de paseo. Pero existen algunas cosas que podemos hacer para que la balanza no nos sorprenda después. Tal como me lo solicitaron, vamos con algunos consejos para estos días.

1. Disfrute las preparaciones tradicionales, pero eso sí las que definitivamente son sus favoritas. No coma por comer, pero no se quede con el antojo. La clave: la moderación. Una empanadita de chiverre o un pancito casero en el desayuno o con el café de la tarde no hace daño ni se va a traer abajo el esfuerzo que ha venido haciendo. 

2. Sumamente importante: ¡no deje de moverse! Ya sea que se vaya de paseo o se quede en casa, trate de evitar el sedentarismo. Si hay más tiempo libre de lo usual, con más razón no hay motivo para dejar de hacer ejercicio. Incluso si se va de paseo, algo tan sencillo como hacer una caminata nos va a ayudar a compensar uno que otro exceso que tal vez comamos por ahí. 

3. No descuide los tiempos de comida. Por andar de paseo o por cambios de horario en las comidas por las vacaciones podemos cambiarlos, pero trate siempre de hacer varias comidas en el día y no una sola muy abundante. Si anda de paseo puede llevar frutas (frescas o deshidratadas) o frutos secos o semillas, así siempre las va a tener a mano. Y si está en casa, incluya también fruta en al menos una de las meriendas, que no sean siempre repostería o similares.

4. No se olvide del agua. Son días de mucho calor y nos va a dar más sed. Si no tenemos agua a mano nos podemos antojar de bebidas (alcohólicas o no) que pueden ser más ricas en calorías. 

5. Si debe comer fuera, busque opciones saludables en el menú, idealmente no recurra solo a comidas rápidas o a preparaciones fritas. Trate de incluir siempre una buena porción de vegetales y si de antemano sabe que va a tomar licor u otras bebidas en otro momento del día, entonces prefiera agua para acompañar las comidas.

6. Si va a un "todo incluido" recuerde la moderación. Prefiera las preparaciones que no consume habitualmente, por ejemplo si siempre consume arroz y frijoles, elija otras opciones y no esas. Coma vegetales, pero prefiera ensaladas u opciones que no tengan mucha grasa ya que así recortamos un poco el consumo de calorías. Y con los postres, igualmente elija opciones que no sean comunes o que sean nuevas para usted.

7. Si usted hace las preparaciones tradicionales de Semana Santa, puede modificar las recetas para reducir el aporte de calorías: use menos grasa, menos azúcar o un sustituto, haga porciones pequeñas, use leche descremada, etc.

Es posible superar estos días sin dejar de lado las metas que queremos lograr. Recordemos nada más las 3 claves: MODERACIÓN, MOVERSE Y NO COMER POR COMER, y les garantizo que no van a tener remordimientos ni se van a "llevar un susto" al pesarse después.

No hay comentarios: