11 de mayo de 2018

Cómo hago para empezar a comer saludable?

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Hemos oído muchísimas veces que es importante comer saludable. Y tal vez pensamos que sí lo necesitamos, que debemos hacer cambios, pero resulta que no sabemos por dónde empezar. Por eso hoy les ofrezco algunos consejos en esta publicación.

1. Piense cuál es su hábito más difícil de dejar. Por ejemplo si se considera "adicto" a las gasesosas, o a algunas comidas, entonces deje eso para el final. Empiece por cambiar lo más sencillo y lo que siente que es más fácil dejar de lado.

2. Si necesita comer más frutas, manténgalas en un lugar visible para recordar consumirlas. Si es necesario puede poner un recordatorio en el celular. Empiece comiéndolas en casa o teniéndolas ya en la oficina, así no debe estar pensando en recipientes para andarlas, y va tomando el hábito antes de que la pereza de alistarla le gane.

3. Si lo que necesita comer más son vegetales, empiece por incluirlos en preparaciones que le gustan. Por ejemplo si le gusta la pasta puede agregarle brócoli, o si le gusta desayunar huevo le puede agregar hongos o tomate. La idea es que sienta motivación por comerlos, al ser en sus comidas favoritas. También puede comenzar comiéndolos con alguna salsa o aderezo, y conforme se va acostumbrando los va probando de manera más natural. Otra forma es incluirlos en batidos. Lo que va a importar inicialmente es consumirlos, después se puede trabajar en las formas de preparación.

4. Si necesita tomar más agua y menos bebidas azucaradas, comience reemplazando una bebida azucarada por agua, o según la bebida, también puede agregar menos azúcar. Procure tener una botella con agua a la vista (o varias en diferentes lugares si es necesario) y comprométase a tomar un trago cada vez que se tope con la botella.

5. Para comer menos comida rápida o chatarra, primero reduzca la frecuencia con que la consume. También puede preferir las opciones de menú dietético, que actualmente casi todos los restaurantes ofrecen. Reduzca también la cantidad de salsas o aderezos que utiliza. Recuerde que tampoco debe llegar a pensar que son comidas prohibidas, puede seguirlas comiendo, pero que no sea algo habitual. De la misma manera, si tiene por costumbre comer a diario algún chocolate o dulce, reduzca la frecuencia, empiece tratando de hacerlo día por medio y luego cada vez más distanciado. O reduzca también los tamaños de porción.

Como ven, son 5 consejos muy sencillos pero pueden ayudar a dar ese primer paso. Lo más importante es tomar la decisión de hacer un cambio, y dar nuestro mejor esfuerzo en ello.

No debemos pensar en "todo o nada": o sea no tenemos que hacer todo perfecto de una sola vez y cambiar nuestros hábitos de un día para otro. Eso puede llevar a la frustración. Vaya poco a poco, haga cambios pequeños pero que pueda mantener, y verá que pronto estará comiendo de manera más saludable de lo que pensó, y se va a motivar a seguir adelante.

No hay comentarios: