25 de mayo de 2018

¡Hora de moverse!

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Sabemos que el ejercicio es importante no solo para controlar el peso, sino por salud en general. Pero aún así, a veces se hace difícil dar ese primer paso llamado: ¡empezar! Así que hoy quiero ofrecerles algunos consejos que les pueden ayudar a hacerlo:

1. Defina YA un día. Deje de decir "mañana empiezo", "tengo que ver cuando empiezo", "la otra semana", etc. Póngase una fecha, márquelo en el calendario o en su agenda. Ya eso es hacer un compromiso con usted mismo. No hace falta que ese día empiece con 1 hora de ejercicio, lo importante es comprometerse a que ese día va a hacer algo.

2. Si tiene algún amigo, familiar o conocido que ya tenga como hábito la actividad física, pídale apoyo. Ya sea compañía, o recomendaciones, o simplemente puede pedirle que le esté preguntando cómo le va, si ya empezó, qué está haciendo... Es una forma de ponernos una pequeña presión que nos obligue a cumplir mientras formamos el hábito.

3. Encuentre su motivación. Cualquier cosa que le de un impulso sirve. Verse mejor, sentirse mejor, llegar a correr una carrera... Y no tiene que ser solo motivación positiva. A algunas personas les puede funcionar la motivación negativa: si no hago ejercicio no voy a bajar el colesterol, si no hago ejercicio puedo terminar diabétic@ como mamá o papá. Eso por poner un par de ejemplos. 

4. Una vez que define el día para empezar, revise las actividades que tiene que hacer. Busque los espacios en los que puede incorporar el ejercicio. ¿No parece haber mucho tiempo? No importa: una caminata de 10 minutos después de almorzar, sacar a caminar al perro por 15 minutos, si tiene una máquina en casa puede utilizarla unos minutos mientras ve las noticias, si hay gradas en casa puede subir y bajar por unos minutos varias veces al día. Tal vez no lo siente como ejercicio como tal, pero está empezando a ser más activo, ya ese es un primer paso importante.

5. Para objetivos específicos como ganar masa muscular o perder grasa sí hay que pensar en el tipo de ejercicio que vamos a hacer. Pero si se trata de moverse simplemente por un estilo de vida saludable, entonces podemos empezar con el ejercicio o la actividad que más se acomode a nuestras posibilidades. Una vez que tengamos establecida la costumbre de estar activos, podemos empezar a buscar opciones que nos gusten más o que queramos probar. No hace falta invertir mucho dinero en un gimnasio para empezar a hacer ejercicio.

6. Lleve un registro de las actividades que va haciendo, incluido el tiempo que les dedica. Así va viendo su progreso y el tiempo que está siendo posible dedicarle, y eso le permite planificar mejor sus días para incluir la actividad física.

7. Está bien empezar con poquito, pero no se estanque y no se conforme. Trate de ir añadiendo algunos minutos cada semana (o cada 15 días, o como considere que se le ajuste mejor), o vaya incluyendo un día más de actividad. 

8. Si ya tiene establecidos los días en que va a hacer ejercicio, y por algún motivo definitivamente no puede cumplirlo, no se desanime y no piense: "entonces ya mejor no sigo". Retome apenas pueda y ¡listo!

No le siga dando largas, como dicen: el primer paso es el más difícil. Pero le garantizo que una vez que lo de ¡el camino se va haciendo más fácil! Y por supuesto, una vez que tiene establecido el hábito del ejercicio, si va a elegir una actividad que requiere cierto entrenamiento o técnica o que nunca ha practicado, por favor busque la asesoría adecuada.

No hay comentarios: