8 de junio de 2018

¡No esperemos a que sea tarde para cuidarnos!

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

En los útimos días tuve la oportunidad de ver algunos pacientes que me hicieron reflexionar sobre la poca importancia que le damos a la prevención, y a un estilo de vida saludable. Tal vez porque normalmente no pensamos que nos vamos a enfermar, o tal vez porque a ciertas edades uno todavía no toma conciencia de la importancia de la salud, y no la cuida como debe ser.

Por ejemplo, ver un joven de alrededor de 25 años, con obesidad, con dificultad para respirar por el mismo exceso de peso, y ya recibiendo tratamiento farmacológico para el colesterol y los triglicéridos. Además tiene problemas de presión alta y está empezando a presentar también problemas para controlar los niveles de azúcar en la sangre. ¡Con solo 25 años!

Igualmente, otros jovenes de edades similiares, que nunca se han realizado un examen de sangre para conocer sus niveles de azúcar, colesterol, triglicéridos, entre otros. Al conversar con ellos me cuentan que son sumamente sedentarios, que consumen con frecuencia mucha comida rápida, dulces, golosinas, snacks; y lo mínimo de frutas y vegetales. Que toman una gran cantidad de bebidas azucaradas, y básicamente el agua no la prueban. 

Y al realizarles evaluaciones de la composición corporal, presentan altos porcentajes de grasa corporal. Esto inclusive en algunos cuyo peso es adecuado o que se ven delgados a primera vista. Y en el caso de la edad metabólica, para muchos el resultado fue ¡del doble de su edad cronológica!

O sea que con base en su estilo de vida, estas personas están "sumando puntos" para una enfermedad crónica, como diabetes o hipertensión (si no es que ya la están empezando a padecer y no se han dado cuenta).

Porque ese es el problema con este tipo de padecimientos: muchas veces no se manifiestan con síntomas claros, sino que para cuando se detectan, puede ser tarde y ya estar en un estado avanzado; en el que los medicamentos se vuelven el tratamiento base, además de requerir un cambio en el estilo de vida. 

Creo que no me equivoco al decir que a ninguno de nosotros nos gustaría tener que pasar tomando medicamentos, en ningún momento de la vida, pero mucho menos a edades tempranas como los 20's. 

Y pensemos aún más allá de la diabetes o la hipertensión. Nuestro estilo de vida es fundamental también en la prevención del cáncer, por lo que todos estos malos hábitos que tienen estos jovenes los están poniendo en un gran riesgo.

No es tan difícil cuidarnos. Se puede moderar el consumo de comida chatarra y bebidas azucaradas, tomar un poco de agua, comer frutas y vegetales que tenemos disponibles todo el año, y movernos un poco. No hace falta el ejercicio a diario por horas, pero sí evitar el sedentarismo (no pasar horas sentado frente a una computadora o el televisor).Y por supuesto también es fundamental hacernos chequeos médicos para actuar a tiempo si es el caso.

Es un ligero esfuerzo ahora, pensando en bienestar y una mejor salud dentro de unos años. Con pequeños cambios vamos a notar la diferencia y nuestro cuerpo lo va a agradecer. ¡Hay que empezar hoy mismo a cuidarnos y no cuando ya es tarde!

No hay comentarios: