3 de agosto de 2018

Harvard confirma el beneficio de las nueces para el corazón

Tomado de: as.com

Las nueces son buenas. Buenísimas. Tanto por su sabor como por la cantidad de beneficios que aporta al organismo y que, de vez en cuando, merece la pena recordar. O que nos lo recuerden. Porque más allá de que en el imaginario colectivo esté alojada la idea de que las nueces son buenas, conviene saber cuáles son los beneficios que le otorga la ciencia a través de entidades tan prestigiosas como la Universidad de Harvard (Massachusetts), concretamente del Departamento de Nutrición, al que pertenece Marta Guasch Ferré, investigadora asociada.

Y la conclusión, después de una profunda revisión de 26 ensayos clínicos y que podemos encontrar publicada en 'The American Journal of Clinical Nutrition', es que las dietas que incorporan nueces podrían reducir significativamente el colesterol total, el colesterol 'malo', los triglicéridos y la apolipoproteína B. Y todo ello sin tener ningún tipo de incidencia sobre nuestro peso o sobre la presión arterial. Son todo ventajas.

"Esta revisión actualizada refuerza aún más el hecho de que disfrutar de las nueces como 'snack' o en nuestros platos es una gran forma de agregar nutrientes esenciales a nuestra dieta, mientras que ayudamos a nuestra salud cardiovascular. Además, a pesar de la creencia popular de que los frutos secos se relacionan con un incremento en el peso corporal por ser altos en calorías, nuestro estudio demuestra, una vez más, que incluir nueces en el contexto de una dieta equilibrada no tiene efectos adversos en el peso corporal", asegura la principal autora del estudio, Marta Guasch Ferré.

Las enfermedades cardiovasculares suponen una de las principales causas de muerte en España y la ingesta de nueces podría repercutir en algunos factores de riesgo que las causan, como los enumerados con anterioridad. En la investigación, que ha analizado 25 años de evidencias al respecto, participaron 1.059 personas entre 22-75 años, entre las que se encontraban casos con condiciones concretas como colesterol alto, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, sobrepeso u obesidad; y otras sin ninguna de estas dolencias.

Mejor con nueces

En comparación con las dietas de control, que no contenían nueces, incluida la dieta mediterránea, baja en grasas, estadounidense o japonesa, una dieta con nueces redujo en un porcentaje significativamente mayor el colesterol total (3,25%), el colesterol LDL (3,73%), los triglicéridos (5,52%) y la apolipoproteína B (4,19%).

Y si sus beneficios en lo referente a la salud cardiovascular no terminan de convencerte para incluir la nuez en tu dieta, cosa poco probable, te diremos además que su consumo puede prevenir el cáncer de próstata o de mama, contiene antioxidante, vitamina E, ácido fólico, melatonina o grasas omega 3, entre otros. Tú decides, pero parece que está todo bastante claro. Y bien explicado. Por la Universidad de Harvard.

No hay comentarios: