11 de enero de 2019

Quiero cambiar mis hábitos: ¿por dónde empiezo?

Por: Lic. Diana Mora Ramírez

Llegó enero, y es muy común que pensemos las metas del año nuevo. Quizás pensamos en mejorar nuestros hábitos pero a veces no sabemos bien cómo empezar. Así que hoy les ofrezco algunos consejos que les pueden ayudar.

El punto más importante es encontrar la motivación. No es solo decir: quiero perder peso o quiero hacer ejercicio. Tenemos que encontrar algo que realmente nos impulse cada día a hacer algo por la meta que tenemos. Por poner un ejemplo: quiero empezar a comer mejor porque no quiero que mis hijos aprendan mis malos hábitos y luego tengan problemas de salud como yo. 

Tómese su tiempo y siéntese a analizar cuáles son los motivos más profundos que lo impulsan a buscar un cambio. No tiene que decírselos a nadie, pero sí es importante que usted los reconozca y los tenga presentes en el proceso.

Una vez que encontramos esa motivación fuerte, entonces tenemos que pensar ahora sí en las acciones que vamos a tomar. Debemos ser muy sinceros con nosotros mismos para determinar qué cosas estamos haciendo mal. Y si no lo tenemos claro, entonces buscar a un profesional adecuado. Por ejemplo un Entrenador o un Nutricionista según el caso.

Podemos sentarnos a hacer una lista de las cosas que hacemos actualmente y que debemos cambiar para lograr la meta que nos estamos poniendo. Es importante investigar un poco sobre las opciones que tenemos, y no irse con la opción más fácil que veamos.

Por ejemplo, si vemos algún producto que dice que quema grasa, investiguemos si realmente tiene fundamento, si puede tener alguna consecuencia, etc. O si vamos a empezar a hacer ejercicio, si no conocemos bien la técnica entonces busquemos ayuda, en lugar de "probar a ver qué pasa".

La idea es evitar que hayan efectos inesperados a medio camino, que nos hagan abandonar el proceso que estamos haciendo: una lesión, algún problema de salud por un producto o una dieta loca, etc. 

Tenemos que tener en cuenta que es mejor ir despacio, y a fin de año tener un buen resultado, que hacer algo unas semanas o unos días y que luego tengamos que retroceder.

Una vez que tenemos bien definidas las acciones (y cómo las vamos a ejecutar correctamente) entonces podemos hacer un plan y definir qué vamos a hacer primero, podemos ponernos pequeñas metas y plazos y podemos buscar un medio de registro de nuestros logros (un diario, publicarlo en redes sociales, etc).

Hacer cambios no es difícil, pero mantenerse en el proceso de cambio sí puede llegar a ser complicado. Pero siguiendo estos consejos le garantizo que va a tener mejores resultados con sus metas.

No hay comentarios: